¡Comparte!

La titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE), Amanda Gómez Nava, informó que el rezago en la revisión de las cuentas públicas en Puebla existe desde el 2010. Es decir, desde la gestión de los auditores afines a Mario Marín Torres y Rafael Moreno Valle, que tenían la obligación de vigilar el adecuado uso de los recursos públicos.

En entrevista, señaló que estos fueron los principales pendientes que encontró en la Auditoría, cuando asumió el cargo en mayo pasado.

Gómez Nava destacó que han trabajado en abatir los retrasos, heredados por los pasados auditores. Entre ellos, los problemas que dejó Francisco Romero Serrano, quien está preso por la presunta operación de recursos de procedencia ilícita.

El rezago que nos dejaron es un rezago de 2010 a la fecha. Estamos avanzando y muy pronto ya les vamos a dar cifras”, dijo anda Gómez

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

La titular de la ASE dijo que espera que a principios del próximo año terminen la revisión de las cuentas públicas en Puebla. Esto debido a que aún investigan la gestión de Romero Serrano para determinar si hubo irregularidades.

Amanda Gómez precisó que aún analizan si habrá un nuevo Padrón de Auditores Externos para el 2023. Esto ya que el correspondiente a este año fue anulado, porque ninguno de los despachos inscritos cumplió con los requisitos.

El rezago en la revisión de las cuentas públicas en Puebla se remonta al 2010. Fecha en que ejercía Víctor Manuel Hernández Quintana, cercano a Mario Marín, como titular del Órgano de Fiscalización Superior (OFS).

Te puede interesar:

BonoBus BUAP