¡Comparte!

La Secretaría de Derechos Humanos del Comité Ejecutivo Nacional de Morena salió a defender a Abelardo Cuellar, el extitular de la Secretaría de Trabajo de Puebla. Esto ante las denuncias que enfrenta por irregularidades en su gestión, entre ellas, el conflicto de intereses en juicios laborales contra el gobierno estatal.

A través de un comunicado, Morena exigió que Abelardo Cuellar sea tratado con presunción de inocencia. Acusó que se inició una campaña de linchamiento mediático contra el exfuncionario por presuntamente haber usado su despacho para ganar juicios laborales.

Incluso, resaltó que las conductas señaladas hacen que el abogado tenga una comparación de “corrupto”, asemejándose al líder del PAN, Diego Fernández de Cevallos, conocido como “El Jefe Diego”.

Y es que la Secretaría aseguró que el litigante ha sido “una figura respetable en Puebla” por sus juicios laborales a favor de personas despedidas. Así como un elemento importante para el proyecto lopezobradorista.

Sin lugar a dudas, Cuéllar Delgado ha sido parte del capital político de Morena y de la Cuarta Transformación. La campaña de desprestigio que ahora sufre, lastima profundamente a uno de los activos más importantes del lopezobradorismo en Puebla”.

Te puede interesar: Cuellar y el negocio de los juicios laborales

Los señalamientos contra Cuellar

El pasado 21 junio, el ahora titular de la Secretaría de Trabajo de Puebla, Gabriel Biestro Medinilla, indicó en su columna que el exfuncionario dejó irregularidades que superan los 22 millones de pesos sobre el ejercicio presupuestal de 2021.

Indicó que es una situación alarmante, ya que dicho monto representa el 27% del presupuesto de la dependencia, que para este año fue de 82 millones de pesos. Por ello, aseguró que presentaron siete denuncias contra el exfuncionario.

Esto, además de ser conflicto de interés, y una total falta de ética, es presuntamente un delito”.

A esto, se suma que Abelardo Cuellar fuera acusado de utilizar su despacho jurídico para llevar juicios laborales contra el gobierno estatal. Con ellos sumaban 700 millones de pesos que el Ejecutivo debía pagar por haber perdido, lo cual, constituye un conflicto de intereses.

Al respecto, el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, aseguró que no existe una persecución política contra Abelardo Cuellar, quien tendrá derecho a defenderse si la Fiscalía General del Estado finca alguna responsabilidad.

Te puede interesar: