La confesión a medias de Abelardo Cuellar

Abelardo Cuellar ha iniciado una campaña mediática para, mientras pueda, deslindarse del desfalco que provocó al gobierno de Puebla por los juicios laborales que perdió adrede, para favorecer a cientos de trabajadores a cambio de una compensación. Ahora, fuimos testigos de la confesión, a medias, de Abelardo Cuellar.

Desde hace más de una semana ofrece ruedas de prensa, paga desplegados y entrevistas “exclusivas” para deslindarse del desfalco, echar culpas y venderse como un futuro “preso político”.

El jueves de la semana pasada, Cuéllar ofreció una amplia entrevista en la que, tal vez sin darse cuenta, dio la cifra del desfalco que cometió en contra de las arcas estatales.

¡700 millones de pesos!

Si esto es cierto, el gobernador Miguel Barbosa se quedó corto cuando dijo que la administración ya había tenido que pagar 230 millones de pesos en juicios laborales perdidos.

El mandatario dio una pista, dijo que esto tuvo como precedente posibles actos de corrupción cometidos por el extitular del Trabajo.  

Para no comprometer ni la investigación ni la presunción de inocencia, no dio más datos.

El pasado 17 de junio, CENTRAL publicó que el gobierno de Puebla tiene una deuda por mil 444 millones de pesos por juicios laborales que el extitular del Trabajo, dejó perder.

Esta información está en el Tercer Informe de Gobierno y muchos de los juicios, la gran mayoría, los heredaron de administraciones pasadas, lo cierto es que Cuellar fue omiso adrede.

En la entrevista que dio, Cuellar sí destapó una cloaca, pero la de su corrupción.

Primero echó culpas, señaló a la Consejería Jurídica como la responsable del proceso del que él también fue responsable y del que se benefició económicamente.

Dijo que los laudos perdidos son de 477 millones de pesos y que podrían llegar a 700 millones de pesos, como neutralizando de una vez el discurso para que no nos escandalicemos cuando oficialmente se dé a conocer el monto de su desfalco.

¡Es más que escandaloso!

Culpa a Ricardo Velázquez, quien ya no está en la administración.

Culpa a Erik Cotoñeto, que nunca estuvo en la administración.

Da una entrevista a distancia, por si las dudas, digo yo.

Y deja varias preguntas pendientes que, les juro no sé contestar.

¿Cuánto se cobra (ilegalmente) por un juicio laboral perdido adrede?

Imagino que se habla de porcentajes.

¿Cómo se entregó el dinero?

¿Dejó huella la hacer este tipo de acuerdos?

¿Alguien lo habrá grabado o denunciado?

Y una reflexión: si el moche fuera del 10%, lo cual es muy poco, serían 70 millones de pesos.

¿En qué se los gastó?

Esten atentos…

Viridiana Lozano Ortíz

Viridiana Lozano Ortíz

Estudió la licenciatura en Comunicación en la BUAP, es egresada de la maestría en Letras Iberoamericanas por la Universidad Iberoamericana Puebla. Actualmente estudia la maestría en Escritura Creativa...