¡Comparte!

Este martes, en comisiones el Congreso del Estado avaló la renuncia de Héctor Sánchez Sánchez como magistrado del Tribunal Superior de Justicia. Así como la de su suplente, Humberto Arroniz Meza —tras haberse distanciado del gobernador Miguel Barbosa Huerta—, por presuntas irregularidades en su cargo y su relación con Antonio Gali Fayad.

Para ello, la diputada local Mónica Silva Ruíz, presidente de la Comisión de Procuración y Administración de Justicia, se abstuvo de participar en el punto de la Orden del Día, al ser esposa de Héctor Sánchez.

En el oficio enviado al Legislativo, el exmagistrado argumentó que su renuncia fue por “no gozar de condiciones óptimas de salud” para su desempeño. Semanas antes afirmó que los señalamientos en su contra dañaban su estabilidad emocional.

Por su parte, Humberto Arroniz expuso que no podía asumir como magistrado y reemplazar a Héctor Sánchez por una “imposibilidad material”, sin explicar algún otro argumento.

Sin la intervención de ningún diputado, la Comisión aprobó por unanimidad ambas renuncias. Éstas serán votadas en el Pleno el próximo 8 de diciembre para que el gobernador Miguel Barbosa envíe la propuesta para un nuevo magistrado.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Tony Gali fue su padrino político

El 17 de noviembre, Héctor Sánchez anunció su renuncia a este cargo, al afirmar que la campaña mediática “en su contra” le impedía desempeñar sus funciones. Semanas antes, había dejado la presidencia del Poder Judicial.

Al darse a conocer que aún mantiene relación con Tony Gali —quien fue su padrino político—, Héctor Sánchez fue señalado por presuntos actos de corrupción al interior del Poder Judicial, en un momento en el cual Miguel Barbosa estaba creando la reforma que permitiría su salida.

Estos hechos marcaron un progresivo distanciamiento con el mandatario poblano, tras ser uno de sus perfiles más cercanos.

Te puede interesar: