¡Comparte!

Ernesto Alberto Piñón de la Cruz, mejor conocido como “El Neto”, fue abatido la madrugada de este jueves, luego de una persecución con elementos de seguridad en el estado de Chihuahua; se había fugado tras un motín en el Cereso 3 de Ciudad Juárez.

El Gobierno de Chihuahua informó que las fuerzas del Operativo Conjunto para recapturar a los reos que escaparon del Centro de Reclusión Social (Cereso) 3 en Ciudad Juárez tuvo un enfrentamiento armado con “El Neto”, donde resultó inicialmente herido.

A través de un comunicado, detalló que los hechos ocurrieron en las inmediaciones de las calles de Toltecas y Tzetzales, en la colonia Aztecas, ubicada en Ciudad Juárez, Chihuahua.

En uno de los domicilios de dicha ubicación fue donde se llevó a cabo el intercambio de disparos. Después, “El Neto” escapó en un vehículo hasta impactarse en una gasolinera.

En ese lugar disparó en contra de las fuerzas del orden, resultando herido de gravedad y falleciendo posteriormente cuando era trasladado a las instalaciones de la Fiscalía de Distrito Zona Norte”, explicó el Gobierno estatal.

Como parte del operativo, fue asegurado un automóvil BMW blindado, ocho armas largas y cinco chalecos tácticos.

Las labores de recaptura corrieron a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Agencia Estatal de Investigación, Fiscalía de Distrito Norte y Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del estado de Chihuahua.

El motín del 1 de enero en el Cereso 3, de donde escaparon 30 reos y fueron asesinadas 17 personas, entre ellos 10 custodios, tuvo como objetivo liberar a Ernesto Alfredo Piñón, “El Neto”, hoy abatido en Ciudad Juárez, identificado como líder de “Los Mexicles”, una célula criminal aliada del Cártel de Sinaloa.

Apenas el 11 de agosto pasado, el Cereso registró un episodio de violencia en Ciudad Juárez. Se desató una riña entre grupos rivales, la cual fue orquestada por “Los Mexicles”, según las autoridades, en un intento para liberar a su líder quien purgaba una condena acumulada por más de 200 años. Cuatro meses después, el grupo criminal repitió una operación similar en la que sí pudo liberar a “El Neto”.

“El Neto”, con sus decenas de acusaciones de secuestro, le acumularon condenas por 244 años de cárcel a sus cortos 21 años de edad.

Piñón de la Cruz y sus cómplices, incluidos menores de edad, fueron aprehendidos entre 2009 y 2010, cuando Ciudad Judicial parecía un “hervidero” ante las múltiples audiencias por secuestro en contra de los integrantes de estas bandas que aterrorizaron a los fronterizos.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Ernesto Alberto y su intento de escape

El 7 de diciembre de 2010, un convoy de hombres armados atacó el vehículo oficial de la Policía Procesal, el cual trasladaba a “El Neto” y otros internos. En el kilómetro 20 se hizo la refriega y se pudo evitar su fuga en aquella ocasión.

Sin embargo, Piñón de la Cruz resultó herido en un ojo, mientras su cómplice César Vega Muñoz, “El Chilín”, sí logró su cometido, aunque fue detenido después en El Paso, Texas.

Tras ese primer intento de fuga, las autoridades decidieron trasladar a finales de diciembre de ese 2010 a los secuestradores a otros penales del país, además de seguir los procesos y juicios en su contra vía satélite.

El revuelo de “El Neto” y su banda de secuestradores –todos de menos de 23 años–, fue tal que llegó un momento en el que las autoridades decidieron dejar de formularle más cargos, pues para abril de 2011, el delincuente ya sumaba 244 años de cárcel. Toda la vida estaría en prisión, además de que estaba siendo demasiado costoso llevar las audiencias vía remota.

Tiempo después, sin informar el por qué ni el momento exacto, el líder criminal fue devuelto al Cereso Estatal 3 y se posicionó de nuevo como cabecilla del grupo criminal “Los Mexicles”, junto con su cómplice, José Eduardo Soto Rodríguez, “El Lalo”, quienes de acuerdo con testigos, “gobernaban” el penal, con todos los privilegios posibles.

–Con información de Sin Embargo

Te puede interesar:

Etiquetas:
BonoBus BUAP