¡Comparte!

Un niño halcón de 8 años participó en la emboscada a compradores de un auto en Santa María Moyotzingo. 

Según información confirmada por fuentes del Gobierno de Puebla, la descomposición social en Santa María Moyotzingo es tal, que participan familias completas en robos.

Las familias utilizan niños que sirven como anzuelo para estafar a las personas con la compra-venta de vehículos que ofrecen a través de redes sociales. Especialmente, enganchan a sus víctimas con precios bajos. 

Estos grupos delincuenciales ya utilizan a niños como “halcones” para dar aviso sobre las posibles víctimas que ingresan a la localidad perteneciente a Texmelucan. 

Como PÁGINA NEGRA informó ayer jueves, una persona perdió la vida y dos más resultaron lesionadas luego de haber acudido a tratar de comprar un vehículo.

Según el relato de las víctimas, al llegar al lugar, fueron recibidas por un niño de 8 años que las interceptó.

El menor de edad sirvió como anzuelo para generar confianza en las víctimas y luego dio aviso a los asaltantes que de inmediato las despojaron de 80 mil pesos y les dispararon con arma de fuego. 

Las investigaciones establecen que el menor de edad participó activamente en el ataque como halcón.

Los integrantes de la familia provenían del Estado de México y acudieron a Moyotzingo para realizar la compra de un vehículo. Las víctimas vieron el automóvil en Facebook y acordaron verse con los presuntos compradores en esa zona.

Tras ser atraídos por el niño halcón, la familia que viajaba en un vehículo fue interceptada por hombres armados que los amagaron y exigieron los 80 mil pesos. Posteriormente, hirieron a una mujer y a otras dos personas; escaparon con el dinero.

La mujer falleció debido a los impactos que recibió y a otras dos personas se trasladó a un hospital.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal y de la Policía Estatal realizaron una búsqueda de los responsables. Pero no hubo detenidos.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Aún caen víctimas en este modo de fraude

Este hecho confirma que, a pesar de las campañas y la información constante sobre los casos de robos similares, aún existen personas que creen en esta modalidad de fraude.

Los usuarios muerden el anzuelo con precios bajos en vehículos a través de redes sociales, arriesgándose a perder su patrimonio e incluso su vida. 

Además, familias enteras de Moyotzingo se dedican a este tipo de robos en los que incluso utilizan a menores de edad, como ocurrió con el niño halcón.

Te puede interesar:

BonoBus BUAP
Edmundo Velázquez

Edmundo Velázquez

Es egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación por la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) y cursó la maestría en Periodismo Político en la Escuela de Periodismo Carlos...