¡Comparte!

Salió a la luz otro supuesto caso de abuso sexual a una menor en Puebla, se trata de una pequeña del kínder Tonatiuhcali del Grupo Voluntario Mexicano Alemán A.C, perteneciente a la fundación Casa del Sol, el presunto agresor es un alumno de la Universidad Iberoamericana. 

Dicha institución tiene dirección en la colonia Concepción La Cruz. En San Andrés Cholula, donde la madre de la niña afectada expuso su caso frente a la directora del preescolar. La señora acusó al joven que realiza su servicio social en el kínder de abuso, y que es alumno de la Universidad Iberoamericana de Puebla. 

En su postura la directora mencionó “¿Cómo un joven de la Ibero va a hacer eso? todavía si fuera uno de la BUAP lo creería”. 

La directora de nombre Guillermina, no creyó en la denuncia y aseguró que todo se encontraba bien dentro de las instalaciones de la escuela.  

Por otra parte, existe otro sospechoso, pues los padres de familia acusan al profesor de Neurología. Ya que según la versión de los afectados, sus hijos han comentado que hay un hombre que se baja los pantalones frente a ellos.  

Aunado a esto, los familiares informaron que Casa del Sol les facilitó un abogado. Pero lamentablemente aseguran que el licenciado solo trata de intervenir en sus declaraciones. 

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Postura de la Ibero Puebla 

La universidad privada manifestó por medio de un comunicado tener cero tolerancia frente a actos que dañen o vulneren los Derechos Humanos de cualquier persona.  

Mostrando además su disposición para colaborar en los procesos de investigación requeridos y pertinentes, que conduzcan a las autoridades en materia.  

Hacemos un llamado a todas las instancias y personas involucradas a tutelar tanto el interés superior de la infancia, como el debido proceso y la presunción de inocencia, agendas en favor de cuyo respeto nuestra Universidad ha trabajado históricamente”, manifestó el comunicado. 

Postura Centro Educativo Tonatiuhcali 

Por su parte el preescolar destacó que en caso de resultar responsable alguna de las personas de su institución, exigirá sin importar el cargo sea juzgado conforme a la ley, resaltando que las autoridades de la institución educativa tendrán un actuar honorable, colaborativo y transparente durante la investigación. 

Somos una institución comprometida con la protección de la infancia de manera emocional, social y académica, de manera que es nuestro deber el asegurarnos que nadie irrumpa o transgreda las reglas y las leyes sociales dentro y fuera de la institución” declaró por medio de un comunicado.  

Este caso se suma al de otra niña que también sufrió de abuso sexual en un preescolar de Amalucan. En dicha institución el agresor fue el conserje, quien se encuentra prófugo de la justicia. Dicho delito se dio a conocer el pasado 8 de septiembre . 

Te puede interesar: