¿Y las autopartes apá?

En más de dos meses se han llevado a cabo 4 operativos en la 46 Poniente, avenida conocida por la venta de autopartes ya sean legales o robadas. Las autoridades han decomisado decenas de toneladas de llantas, espejos, interiores, refacciones y cualquier cosa que te puedas imaginar para los coches.

Más de 300 toneladas de estas autopartes ha decomisado la Fiscalía General del Estado, pero hasta el momento no ha dado un dato exacto de lo confiscado. Vaya ni siquiera hay una lista, un Excel, base de datos o algo de todo lo que se llevó la dependencia.

Y este fin de semana me platicaron que hay un gran misterio sobre el destino de esas toneladas de autopartes. Al parecer alguien metió mano por aquí y por allá, usó una varita mágica, y ahora no hay nada por aquí ni por allá.

Claro, sin una bitácora o relación de las autopartes confiscadas, es bien fácil desaparecerlas en robo hormiga o hasta en grandes volúmenes. Pero me cuentan que un pez gordo fue el beneficiado con el decomiso.

Ojalá que la Fiscalía comparta una fotito o un video de que la mercancía está bien resguardada, ya saben, para evitar suspicacias de estos malpensados reporteros. Yo por eso aplico la de mi abuelita “Piensa mal y acertarás”.

Y es que con todas esas toneladas de autopartes desaparecidas, cuyo destino solo sabemos que está en manos de la Fiscalía, se antoja para un buen negocio. Dios quiera que el gobernador Miguel Barbosa pueda intervenir a fin de que sepamos que nadie está haciendo negocios sucios.

Y que ese pez muy, muy gordo sea castigado, sancionado o destituido. En fin, esas piezas solo cambiaron de manos, pero sigue siendo el mismo negocio chueco.

Los Amantes del Poder

Yonadab Cabrera Cruz

Yonadab Cabrera Cruz

Inició como reportero en 2007 y ha cubierto temas políticos, de medio ambiente así como sociales. Cuenta con dos maestrías: la primera de ellas en Mercadotecnia y Publicidad y la segunda en Desarrollo...