El caso Rueda y las maromas de la Fiscalía

¿Al fiscal del Estado, Gilberto Higuera Bernal le importa quedar mal parado?

¿A Gilberto Higuera le preocupa que la institución que representa haya quedado evidenciada y mal parada ante la sociedad?

¿Al fiscal le importa que la Fiscalía haya quedado evidenciado como una institución que sólo obedece a intereses políticos?

No, a Gilberto Higuera Bernal no le interesa nada de eso. No le interesa que la Fiscalía haya quedado al descubierto como una dependencia que obedece a todos los intereses menos a la gente.

No le importa que la Fiscalía obedezca a todo tipo de intereses menos a la justicia y al derecho. Si teníamos dudas sobre el hecho de que la Fiscalía es usada para intereses políticos y no cumple con la ley, el caso Rueda lo evidenció aún más.

Pero el problema no solo es la Fiscalía. El problema son todas las instituciones en Puebla. No es posible que, a estas alturas, ni el Gobierno del Estado, ni la Comisión de Derechos Humanos, ni nadie en Puebla ponga un alto a estos abusos.

El pasado viernes se llevó a cabo otra audiencia del caso del director de Diario Cambio, Arturo Rueda. Quienes estuvieron presente no dieron crédito de lo que estaba ocurriendo. La Fiscalía General del Estado se vio burda y ridícula al inventarse y sacarse de la manga un delito para que Rueda siga en prisión.

Hasta el juez regañó y llamó la atención a los representantes de la FGE. Nuevamente quieren imputar el delito de “Asociación delictuosa” a Rueda, carpeta de la que ya ganó un amparo y le habían dictado libertad condicionada.

Otra vez, los fiscales tratan de imputar este delito a Rueda y el jueves por la noche presentaron tres tomos del caso, cada uno con mil hojas que pretendían que el juez y los abogados leyeran en menos de 15 horas.

Rueda ni siquiera había nombrado abogados porque no se había imputado el delito, el juez mega cagó a los de la Fiscalía, les dijo que ni siquiera él había leído y ni podía leer todo eso en 15 horas. Además, los abogados tampoco tenían herramientas para preparar la defensa.

Es decir, la Fiscalía General del Estado que tendría que ser la primera institución en garantizar la impartición de justicia, hace todo lo contrario a los preceptos con los que debe de trabajar.

Eso solo me hace sentir un terrible miedo, porque entonces quién nos garantiza justicia en Puebla. Y además de miedo, siento coraje porque nadie dice nada, porque nadie actúa, nadie exige que la Fiscalía actúe apegada a derecho, que cumpla la ley, que haga las cosas en el marco legal.

El caso de Arturo Rueda nos debería de preocupar a todos, más allá de que a muchos les caiga bien y a muchos no tanto, el tema es que una institución está actuando de manera deliberada y sin importar a qué costa, para mantener a un ciudadano en prisión.

Ojalá y ustedes también vean la gravedad de la situación.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Te puede interesar:

BonoBus BUAP
Yonadab Cabrera Cruz

Yonadab Cabrera Cruz

Inició como reportero en 2007 y ha cubierto temas políticos, de medio ambiente así como sociales. Cuenta con dos maestrías: la primera de ellas en Mercadotecnia y Publicidad y la segunda en Desarrollo...