La economía global sigue estando petrolizada

“Usa la conciencia para abandonar la ilusión del dolor y el sufrimiento”, por Eckhart Tolle

Todo es muy extraño, amigos lectores. Por un lado, ves a Estados Unidos rechazar a Cuba, Venezuela y Nicaragua en la Cumbre de Las Américas en California; por el otro lado lo ves rompiendo bloqueos a Venezuela para poder comprar su petróleo.

Pero ¿por qué este cambio de postura repentina? Veamos quiénes son los principales clientes de Venezuela para analizar la posibilidad de que incremente su producción de crudo al iniciar a venderle a Estados Unidos.

Hoy en día la producción mundial de barriles de petróleo es de 90 millones diarios, de los cuales la OPEP produce 30 millones y Estados Unidos es el número uno en producción con más de 10.2 millones de barriles diarios.

La producción diaria de Venezuela es menor a la de México, mientras este último produce alrededor de 1.8 millones de barriles diarios; el primero sólo produce 778 mil barriles diarios. Venezuela todavía recuerda sus años prósperos, en especial 1997, cuando produjo casi 9 millones de barriles diarios. Pero definitivamente, la entrada de Hugo Chávez al poder, en 1999, le trajo el primer golpe a la producción venezolana con una caída hasta 7.2 millones de barriles diarios. Y fue hasta 2017 cuando el golpe de los bloqueos fue más contundente: la producción de este país retrocedió a 1 millón de barriles de petróleo diario en total.

Hoy en día, China e India compran el 60% del petróleo de Venezuela y, paradójicamente, Estados Unidos no ha dejado de ser cliente de Venezuela, consumiendo otro 20% de su producción. Es importante resaltar que este país sudamericano tiene una capacidad de producción probada de más de 9 millones de barriles diarios, lo que implica que fácilmente podría suministrar crudo a más clientes.

PDVESA pronostica que incrementará su producción hasta 2 millones de barriles diarios para este 2022, lo cual pronostica que Estados Unidos le comprará al menos 1 millón más de barriles diarios.

Es evidente que Estados Unidos dejará de comprar los 700 mil barriles diarios que le compraba a Rusia y los obtendrá de Venezuela. ¿Esto significa que Estados Unidos empezará a relajar sus sanciones a Maduro?

Por mientras amigos, el consumo de hidrocarburos sigue influyendo los intereses geopolíticos mundiales, y se quiera o no, la economía global sigue petrolizada.

Comentarios: [email protected].

Columna, Emprende y Aprende

Jorge Medina

Ingeniero Industrial y de Sistemas de profesión, con una Maestría en Economía para Negocios; sus cartas académicas lo llevaron a tener 14 años de experiencia como docente en universidades públicas...