Si son aptos para aspirar a gobernar, ¡que lo demuestren!

Cada vez será más frecuente encontrar espectaculares, carteleras y anuncios en social media de políticos que formalizan de esta manera sus aspiraciones para ocupar un cargo público en la próxima jornada de elecciones.

Los diseños los presentan como triunfadores y las frases que visten estas ilustraciones hablan de su compromiso con la transformación del país, la cual por cierto sigue pendiente.

Se busca la combinación perfecta tal cual lo marcan las técnicas publicitarias y aunque la intención pareciera informar a la sociedad sobre esta aspiración más bien parece un gesto de soberbia dirigido al rival como para marcar territorio y decir quién es el bueno, el que manda.

Lo curioso es que cada vez son menos los candidatos que realmente conocemos, recuerdo antes que quien llegaba a esta postulación venía con un “peso político” importante, un personaje cobijado por su partido y que era fácil identificar. Hoy cada vez es más frecuente mirar a figuras que desconocemos (porque así ha sido su gestión en el anonimato me atrevería a decir)

Vender imagen para ocultar la mediocridad

Hoy distintos funcionarios se anuncian a través de estos medios “vendiendo” un compromiso por el país que la mayoría desconocemos, al menos en los resultados, mi pregunta es ¿por qué no junto a estos diseños tan bonitos que colocan en puntos estratégicos de la ciudad acompañan sus fotos con un listado de objetivos cumplidos en sus gestiones? ¡Qué fácil es vender una imagen y hacer mucho ruido cuando no hay nada detrás!

Creanme y no me dejará mentir amigo lector que si alguien que aspira a un puesto político demostrara que es apto para gobernar por los logros obtenidos en sus gestiones sin importar el partido ganaría la aprobación de los votantes pero lamentablemente esto no sucede así, nuevamente la fórmula es vender tan sólo una imagen.

Y esto por supuesto incluiría a todos aquellos actores, futbolistas, luchadores, profesionales y más que por claro que son bienvenidos a ser parte de la estructura de gobierno porque de eso se trata la democracia pero ¿qué experiencia avala esta intención?, si no han estado en puestos públicos con anterioridad ¿qué han hecho en sus colonias?, ¿han gestionado acciones en pro de sus comunidades?, si no es así ¿cómo pueden demostrar su vocación de servicio previa a su llegada al poder?

Vivimos una seria reestructuración política en nuestro país, los partidos han perdido fuerza porque los votantes los han abandonado, hoy nuevas formas políticas se construyen y es importante que los ciudadanos evolucionemos por igual.

Partido o movimientos ciudadanos son lo mismo si no entendemos que lo que avala una intención para gobernar son los resultados, lo que justifica una continuidad en el poder son los resultados, ¡hechos más que palabras!

Si ésta fuera la medida, muchos candidatos tendrían que bajarse del barco porque no justificarían su presencia. ¡No nos vayamos con la finta!, investiguemos a cada postulante, político o no, para conocer sus iniciativas pero sobre todo los hechos realizados en pro de la sociedad. Esa debe ser la cara que los políticos deben acostumbrarse a dar, más que un rostro editado por un programa de diseño y una frase bonita que sea un resultado obtenido el mejor eslogan y las fotos de los ciudadanos la mejor imagen, logros que sean validados y reconocidos por todos porque si son aptos para aspirar a gobernar, simplemente ¡qué lo demuestren!

Continúa escuchando, viendo y leyendo más de mi contenido en @danielfajardomx (Facebook y Twitter), Daniel Fajardo Presenta (Spotify) y por supuesto en www.danielfajardo.mx y Derecho de Réplica.

Hot Sale Estrella Roja
Daniel Fajardo

Daniel Fajardo

Comunicólogo reconocido por el Ayuntamiento de Puebla como “Poblano distinguido”. Productor de contenidos para espacios de prensa, radio y medios digitales, los cuales utiliza para la difusión de...