Ser creativos por amor

La creatividad implica una manera diferente de resolver un problema y cuando ésta se conjuga con el amor sin duda existe una gran motivación para lograr hasta lo imposible.

Hoy quisiera usar esta afirmación para hallar juntos, estimados lectores, una solución para una de las enormes crisis en la que vivimos actualmente, comienza el mes patrio y los discursos en medios de comunicación nos hablan de ese amor por nuestro país que no es más que un simple romanticismo porque ante el primer desafío en el que debemos salir a defender nuestra identidad nacional “brillamos por nuestra ausencia” como dice un dicho popular.

Los problemas vinculados con nuestra identidad y lo que nos define como mexicanos existen desde la época de la colonia, al lograr nuestra independencia, en el discurso hablamos de amar a nuestro país y nuestras raíces pero ¿esto es así?

Son muchos los problemas que podemos enumerar acerca de lo que nos impide realmente amar a nuestro país pero ¿qué hacemos de diferente para lograrlo? es ahí en donde entra el concepto de creatividad, el usar las cosas que ya existen para construir algo nuevo es una manera de darle sentido al mexicano que somos hoy, no sigamos persiguiendo utopias de solución que se han convertido tan sólo en un discurso de lucha que no surte el menor efecto, si queremos cambios para resolver este problema ¡hagamos las cosas diferentes!, ¡no existe otra manera!

El amor por nuestro país debe ser una motivación ¿qué ha hecho usted amigo (a) lector (a) por amor?, ¿cuántas locuras vienen a su mente en este momento?, ahora aplíquelas a nuestro país ¿realmente lo amamos como para construir esa motivación que nos conduzca al cambio?

No sólo vivamos enamorados de México, ¡amémoslo con locura! y en ese estado arriesguemos todo por rescatar nuestro pasado, por procurarnos un mejor presente y por consolidar el futuro que todos queremos como Nación y que no sólo se trata de la cultura, sino que engloba todos los aspectos de nuestra vida, sí, veamos por amor a nuestro país tener una mejor política, economía y todas las cosas que pueda imaginarse.

¿En qué momento decidimos casi por despecho darle la espalda a nuestro país y lo hemos dejado en el abandono? Sí, nuestra tierra está llena de riqueza en todo sentido, flora, fauna, cultura, gastronomía, arte y más, miramos con admiración la cultura de otros países pero somos muy críticos con la nuestra, con las condiciones en las que vivimos, ¡de una vez por todas veamos lo bueno de lo malo!, ¡tal cual lo hace un enamorado (a) por quien ama!

De eso se trata celebrar a nuestro México, por ello escribo esta columna no como una reflexión del 15 de septiembre, sino como una invitación para amar a nuestro país los 365 días del año y ojalá en casa nos hagamos esta reflexión y veamos de forma práctica cómo podemos amar a nuestro país y de manera creativa que podemos cambiar en nuestra mente y en nuestras vidas para que lo podamos demostrar.

Continúa escuchando, viendo y leyendo más de mi contenido en @danielfajardomx (Facebook y Twitter), Daniel Fajardo Presenta (Spotify) y por supuesto en www.danielfajardo.mx y Derecho de Réplica.

BONOBUS
Daniel Fajardo

Daniel Fajardo

Comunicólogo reconocido por el Ayuntamiento de Puebla como “Poblano distinguido”. Productor de contenidos para espacios de prensa, radio y medios digitales, los cuales utiliza para la difusión de...