Prevenir es la única opción

He estado leyendo amigo lector un texto muy interesante titulado “Inmunofitness, La salud también se Entrena” del periodista español Juan Ramón Lucas quien hace hincapié en el tema de la prevención como un cimiento importante de nuestra salud lo cual me hace reflexionar acerca de este valor en nuestra sociedad y la importancia de prestar más atención hacia este aspecto.

En entrevistas para distintos medios he tenido la oportunidad de charlar con muchos médicos y varios de ellos han tocado el mismo apunte, la falta de consciencia por parte de la sociedad para prevenir enfermedades, “muchos de los pacientes llegan a nosotros demasiado tarde, sus enfermedades van muy adelantadas y vienen a nosotros cuando sus vidas están siendo afectadas ya sea porque quedan imposibilitados para realizar alguna actividad como ir a trabajar o bien cuando han desarrollado alguna enfermedad crónica” me comentan parafraseando la mayoría y que como conclusión generalizada todos coinciden en que se hace menos el tema de la prevención y se prefiere la automedicación o seguir los remedios que algún influencer sugiera a través de Youtube y ¡cuidado! aunque muchos de estos son médicos, no olvidemos que cada organismo es diferente y es importante acudir con un doctor especialista que pueda analizar las distintas variables que un ser humano puede tener pese a que la enfermedad pueda ser la misma para todos.

¿Estamos preparados para el invierno?

El sector salud por su parte siento que hace lo suyo, me ha tocado mirar carteles en las clínicas e inclusive a muchos médicos en el sector salud público constantemente haciendo invitaciones a los pacientes para acudir a charlas informativas acerca de prevención, siento que la información es un gran primer paso pero aquí señalaría 2 temas pendientes, no se trata sólo de crear el medio, hay que desarrollar estrategias para hacer llegar el mensaje y no sólo quedarse en el nivel de generar las evidencias del “yo ya cumplí”, es muy meritorio este trabajo que se realiza pero siento que en la actualidad, y en el contexto de una muy pobre cultura de la prevención, este tipo de estrategias son insuficientes y más cuando vivimos en una era digital con múltiples recursos par hacer llegar un mensaje de forma atractiva y que pueda llamar la atención de las personas. Ahí queda una tarea pendiente.

Por otra parte, ok, generamos una mayor consciencia sobre las enfermedades que se nos vienen en esta temporada invernal y la noticia que suena más que la campaña de prevención es la nota del desabasto de vacunas, en específico cito la de la influenza que es una de las más demandadas en esta temporada. Eso se llama congruencia, no podemos pregonar un discurso cuando no contamos con los recursos para respaldarlo. Dejo abierta esta reflexión amigo lector para el sector salud ¿qué será más caro, invertir en las vacunas o pagar las hospitalizaciones por complicaciones de casos que puedan agravarse por el inicio de una influenza en un paciente?, el sector privado sí cuenta con vacunas y se están distribuyendo, no es un tema de escasez de la vacuna sino de alguna mala planeación o un trámite administrativo retrasado al interior del sector público.

No toda la responsabilidad está en el sector de salud pública

Y por supuesto amigo lector ¿cómo se está preparando para este invierno?, ¿ha incluido en su dieta frutas de temporada?. ¿se abriga y es responsable de cuidarse de algún contagio o evitar contagiar utilizando cubrebocas en espacios cerrados y con poca ventilación?, regresemos al punto de inicio de nuestra columna de hoy, la prevención es lo más importante. Para poder fortalecer nuestros organismos debemos cumplir algunos requisitos muy sencillos, una buena dieta (principalmente rica en alimentos de temporada), ejercitarnos y finalmente informarnos. Lamentablemente me parece que poco hacemos de esto. No sólo hablemos de las enfermedades de temporada, hablemos de lo que hacemos en el presente y que puede concluir en enfermedades mucho más graves en el futuro. Analicemos nuestra realidad en compañía de un médico y establezcamos pronósticos por nuestros antecedentes sobre predisposición a enfermedades que podríamos tener por un asunto genético o padecimientos que podríamos detonar por los hábitos de vida que estamos llevando. Recuerde amigo lector la no prevención es un paradigma que debemos romper, si analiza las cifras acerca de enfermedades que tenemos los mexicanos, notará que no es un tema que debe tomarse a la ligera, muchos de los padecimientos y causas de muerte actuales son fruto de una falta de prevención.

Reflexione esto, todos valoramos la salud en el momento en el que la perdemos, viva con mayor plenitud su vida siendo consciente de que previniendo puede en verdad ser un paso muy sencillo para lograrlo.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM  

Te puede interesar: 

Hot Sale Estrella Roja
Daniel Fajardo

Daniel Fajardo

Comunicólogo reconocido por el Ayuntamiento de Puebla como “Poblano distinguido”. Productor de contenidos para espacios de prensa, radio y medios digitales, los cuales utiliza para la difusión de...