Ojalá que sí venga Bad Bunny al Zócalo

Sí, ojalá se logre concretar el regreso de Bad Bunny a la Ciudad de México para complacer a miles de jóvenes que lamentablemente se quedaron sin ver al artista por un sin fin de circunstancias que rodearon al evento y a Ticket Master, pero vámonos por otro rumbo. Me gusta ver a un funcionario preocupado por los jóvenes ante la situación de injusticia que vivieron. Y si existe la iniciativa de hacer un llamado y ofrecer el zócalo para que un artista venga a dar un concierto. ¿Qué se podría hacer para también realizar un llamado a las distintas autoridades para responder ante los reclamos de miles de ciudadanos en todo el país que de igual manera exigen justicia?, sí, que en términos legales, solicitan una reparación de daños.

Extendamos un poco el discurso sobre esta sed de justicia y presentemos también a personas en prisión, encarceladas por un juicio que se encuentra estancado. O aquellas que fueron liberadas tan sólo con un disculpe usted pero nos equivocamos ¿qué habrá también para ellos?

A esto podemos anexar muchas solicitudes de jóvenes deportistas pidiendo apoyos para no dejar de asistir para representar a nuestro país en competencias internacionales. Recuerdo al Equipo Nacional de Fútbol Americano Femenil solicitando el avión presidencial (que por cierto sale más caro estacionado que en servicio) tras los engaños de su propia federación. O el grito de auxilio que miembros de la Sociedad Mexicana Matemática (SMM) solicitaban para competir en la Olimpiada Internacional de esta categoría. A la cual pudieron asistir una vez que Guillermo del Toro financió a los 12 niños para que pudieran viajar a Sudáfrica. 

¿No es justo también para estos y tantos casos que las autoridades propongan todas las facilidades para brindarles una satisfacción? Sé que para muchos una reparación del daño por no poder ver a Bad Bunny es necesaria. Pero son igual de importantes muchas de las denuncias que siguen esperando una respuesta y que requieren una reacción tal cual ocurrió con este evento.

Me parece fantástico que el Presidente haya instruido a todo un equipo para tratar de concretar el regreso del cantante a tierras mexicanas. Y siento que así como se presentó este suceso en la mañanera, se citaran también las historias de tantas personas que a diario denuncian algún acto de corrupción o abandono de las autoridades a sus casos. Sí, a todos ellos denles también el Zócalo de CDMX y el de todos los de los estados para colocar mesas de diálogo para escuchar sus denuncias y ofrecer soluciones rápidas (y gratuitas como se le propuso a Bad Bunny) para dar salida a sus asuntos.

Bad Bunny ¿el nuevo símbolo de esperanza para nuestro país? 

Por supuesto que a veces sólo faltan las ganas de hacer las cosas y ser empáticos con los afectados. Es muy triste mirar el tráfico de influencias, el pago de favores o simplemente los favoritismos con los que opera nuestra sociedad. Si las autoridades al enterarse de alguna situación como ocurrió con el presidente que salió de forma inmediata con un plan B para satisfacer a todos estos jóvenes que no pudieron asistir a este concierto, actuaran con el mismo interés. ¿Cómo sería nuestro México si hubieran acciones inmediatas ante cualquier situación en la que hubiera una violación a la ley?

¡Qué regrese Bad Bunny a México si esto representará un cambio de paradigma en la manera en la que se iniciará una transformación para impartir justicia en nuestro país y no tan sólo un mero acto de propaganda!   

Continúa escuchando, viendo y leyendo más de mi contenido en @danielfajardomx (Facebook y Twitter). Daniel Fajardo Presenta (Spotify) y por supuesto en www.danielfajardo.mx y Derecho de Réplica.

Cholula TAPO
Daniel Fajardo

Daniel Fajardo

Comunicólogo reconocido por el Ayuntamiento de Puebla como “Poblano distinguido”. Productor de contenidos para espacios de prensa, radio y medios digitales, los cuales utiliza para la difusión de...