En el principio ¿de la extinción?

Siempre he estado de acuerdo con mirar a nuestro planeta como un ser vivo, no sólo un espacio que alberga vida sino en sí mismo mirarlo como un gran ser viviente en donde nosotros somos pequeñas piezas de este enorme ecosistema.

Indudablemente nuestro planeta está enfermo, ¿somos los seres humanos ese cáncer que ha propiciado un camino que pone en riesgo la existencia de nuestro propio planeta?

La imagen que esta semana publicó la NASA en donde podemos apreciar los efectos del calentamiento global son simplemente impresionantes, casi como aquellas que hace poco más de un mes nos mostraban puntos del universo que nos maravillaban. Hoy pareciera que aquello que por naturaleza es hermoso en manos del hombre está destinado hacia su destrucción.

Hace 20 años escuchaba en una conferencia a una ambientalista hablar acerca de los impactos del calentamiento global, estos ya son irreversibles comentaba, hoy tendremos que aprender a vivir con las consecuencias de nuestros actos. El tiempo en el que podíamos evitar esta situación ha pasado.

Con voz de profeta, poco tiempo después y hace algunos años, empezamos a vivir con más presencia los efectos de estos cambios climáticos, las temporadas de huracanes comenzaron a llevarse los titulares de los periódicos con eventos cada vez más poderosos y que generaban gran destrucción.

Posteriormente vivimos y viviremos la era de las pandemias, y es que es algo lógico, al cambiar tanto el equilibrio de nuestro planeta muchas de las condiciones que quizás nos favorecían y nos protegían puede ser que ahora ya no existan como tal y seamos por supuesto más vulnerables a muchas enfermedades que han vuelto o que quizás recién comienzan.

En esta conferencia que hago memoria estimado lector, otro de los argumentos que se plantearon fue el de sociedades en riesgo, hemos construido nuestro mundo pensando en el equilibrio y no en los desastres inimaginados, que en aquellos tiempos cuando fueron edificadas nuestras ciudades no existían y que hoy se derivarían de la situación ambiental, por lo tanto que en algunas metrópolis haya inundaciones o en otras sequías es muy peligroso porque nuestras sociedades no están listas para soportar estos cambios, estas urbes no fueron creadas pensando en la escasez del agua o por otro lado, con drenajes suficientes para contener el agua de una inundación, pensemos ¡qué vulnerables somos ahora!, ¿cuánto nos costaría mudar nuestras ciudades o mudarnos a otro lugar?

¿Pensamos hoy como posibilidad en los eventos de migración interna?, ¿o en lo impactos económicos que derivarán por esta situación?, ¡qué vulnerables somos ante la crisis ambiental!

Se vienen tiempos difíciles para nosotros como humanidad, en esta conferencia se hablaba de que los cambios que podamos crear hoy, definitivamente podrían mejorar el mundo para futuras generaciones, quizás ya no la más inmediata pero tal vez habría esperanza para nuestros nietos o bisnietos.

Por lo pronto creo algo que nos queda por hacer, que siempre es importante aunque parezca mínimo ¡hagámoslo!, cuidemos el agua y no la desperdiciemos, pensemos en que el retrato de lo que hoy son las ciudades al norte de nuestro país como Monterrey con escasez del vital líquido puede ser en breve el reflejo de lo que viviremos en otras ciudades. Los apagones podrán ser más comunes en la medida que sigamos dejando encendidas las luces sin usarlas.

Pensemos hoy en abonar con nuestro granito de arena hacia el futuro, seamos responsables informándonos sobre lo que podemos hacer en casa para revertir las problemáticas ambientales, los gobiernos están haciendo lo suyo, pero la política ambiental históricamente ha sido lenta, un cambio significativo e inmediato lo podemos lograr nosotros con pequeñas acciones multiplicadas por muchas familias en muchas ciudades, ese es el mejor mensaje de que creemos en un futuro y también de que queremos a nuestro planeta sano y de nuevo en equilibrio. ¡Pasemos de los discursos a pequeñas acciones que sin duda son grandes pasos para la supervivencia de la humanidad!

Continúa escuchando, viendo y leyendo más de mi contenido en @danielfajardomx (Facebook y Twitter), Daniel Fajardo Presenta (Spotify) y por supuesto en www.danielfajardo.mx y Derecho de Réplica.

Hot Sale Estrella Roja
Daniel Fajardo

Daniel Fajardo

Comunicólogo reconocido por el Ayuntamiento de Puebla como “Poblano distinguido”. Productor de contenidos para espacios de prensa, radio y medios digitales, los cuales utiliza para la difusión de...