Cupula

Posted inCúpula

Javier Arellano

Crimen en Tehuacán; el costo de sostener a Tepole

Alrededor de la 1:30 de la tarde del martes 23 de mayo, el ciudadano Marco Aurelio Ramírez Hernández se encontraba de visita en un domicilio de la calle Alhuelican del fraccionamiento Agua Blanca, al sur de la ciudad de Tehuacán.

Se sabe que recibió una llamada vía celular y salió de manera intempestiva; abordó su automóvil, un Jetta color gris oscuro y avanzó sobre la referida calle.

Aproximadamente 20 metros más adelante ya era esperado por un sicario que le hizo cinco disparos a corta distancia.

Fue una ejecución directa perpetrada por un gatillero profesional.

Se presume que Ramírez murió en forma instantánea pero que su cuerpo en un estado de rigidez muscular sostuvo el pie en el acelerador; el vehículo avanzó unos cincuenta metros y se impactó contra un árbol.

Poco después comenzaron a salir los pequeños de la escuela primaria ‘Escudo Nacional’ que se encuentra a una cuadra. En unos momentos la calle se llenó de madres de familia, niños y ciudadanos. Por eso circularon tantas fotografías del cuerpo dentro del vehículo.    

El hecho despertó una conmoción social.

Marco Aurelio Ramírez Hernández era muy conocido en Tehuacán porque durante décadas ejerció el periodismo, aunque en los últimos años se había retirado de la faena para incursionar como funcionario público.

Incluso en el proceso electoral de 2015 fue suplente de Jacobo Aguilar Sánchez, candidato del PRD a diputado federal.

Esta es una breve semblanza.

Marco provenía de una familia en la que aprendió el oficio periodístico desde niño.

En los años 40 su padre don José Ramírez Bravo fundó el diario “El Cuarto Poder” que junto con “La Escoba” fueron los dos rotativos de Tehuacán durante décadas.

En ese hogar nació Marco Aurelio; creciendo entre una modesta imprenta y pilas de papel.

Desde joven fue apasionado del periodismo policiaco; cubría los hechos criminales; la nota roja de una pequeña ciudad de la provincia poblana.

En su vida adulta junto con el abogado José Manuel Jiménez Sánchez, condujo un programa de radio en la estación La Poderosa 99.1 FM.

En otra temporada tuvo un noticiero en Ciudad Serdán y también fue parte de un canal de televisión por cable.

En años recientes reemprendió el proyecto de su padre y el diario “El Cuarto Poder” volvió a circular por unos meses. También tuvo un portal web llamado “Siguiendo la Pista” donde publicaba investigaciones policiacas.

Su presencia en los medios siempre fue intermitente.

Durante una temporada participaba y posteriormente se retiraba a proyectos personales.

El caso del sacerdote Nicolás Aguilar

En la década de los años 90 Marco Aurelio Ramírez tuvo acceso al proceso penal que se siguió contra el sacerdote Nicolás Aguilar Rivera, acusado por actos de pederastia.

Esos legajos los compartió con dos mujeres periodistas: Sanjuana Martínez y Selene Ríos Andraca. La información permitió que salieran a la luz dos libros “Manto Púrpura” de Martínez y “La desilusión de Dios” de Ríos, que se publicó posterior al deceso de la reportera.

Gracias a esa amistad, Ramírez escribió por un tiempo en ‘Periódico Central’, pero se retiró para incursionar en la política y la función pública.

En 2015 fue candidato suplente a diputado federal por el PRD.

En 2018 fue muy cercano al proyecto de Miguel Barbosa Huerta.

También en 2018 tendió una alianza con Felipe Patjane Martínez quien lo nombró “Director General de Gobierno”, sin embargo meses después fue retirado del cargo.

Luego de la caída de Patjane y el arribo del suplente Andrés Artemio Caballero López volvió a entrar como asesor del área de gobernación municipal, pero solo por unos meses.

Su existencia terminó la tarde del martes 23 de mayo.

El lamentable deceso, producto de una ejecución planeada y perpetrada por sicarios profesionales, es el reflejo de la situación que agobia a Tehuacán.

El Ayuntamiento de Pedro Tepole, ha sido completamente incapaz de controlar o manejar la ola delictiva que azota la ciudad.

Incluso algunas versiones apuntan que el edil ha propiciado la entrada de grupos criminales, cuyos capos comparten su gusto por las peleas de gallos, las carreras de caballos y los juegos de baraja que se prolongan hasta el amanecer.

El finado Marco Aurelio Ramírez sostenía esa hipótesis personal, que Tepole permitió un recrudecimiento de la presencia criminal.

La semana pasada apuntamos que tarde o temprano el presidente municipal caerá. No se puede meter tanta basura debajo de la alfombra.

Y aunque los padrinos protectores de Pedro lo mantienen contra viento y marea, su situación cada día se hace más insostenible.

Mientras tanto Tehuacán sigue pagando el costo de sostener a Tepole.

La pesquisa pendiente: el atentado contra Domingo7

En horas recientes la Fiscalía General del Estado señaló que se iniciaron las investigaciones por este crimen.

Sin embargo, debemos señalar que hay un tema pendiente y que es la pesquisa sobre el atentado que ocurrió la noche del 25 de julio de 2019 cuando un gatillero disparó un arma de fuego contra las oficinas del portal ‘Domingo7’ de la periodista Dora Nidya Hernández.

Esa noche un hombre armado se paró frente a las instalaciones del medio informativo y descargó su escuadra.

Hasta la fecha el hecho permanece impune.

Esa noche quien llegó a tomar conocimiento del atentado fue el mismo Marco Aurelio Ramírez Hernández, quien se desempeñaba como Director General del Gobierno del Ayuntamiento de Tehuacán.

Descanse en Paz.

Seguiremos este caso con puntualidad.

Como siempre quedo a sus órdenes.

Cúpula

Tw @CupulaPuebla

cupula99@yahoo.com

BONOBUS
Cupula

Javier Arellano

Javier Arellano es uno de los periodistas más reconocidos y experimentados en Tehuacán; en su columna Cúpula, detalla y desnuda a la elite tehuacanera, los líderes de la región y también analiza...