Cupula

Posted inCúpula

Javier Arellano

Coyomeapan: destitución obligada del cacicazgo

En días recientes se abordó -nuevamente-, el tema del conflicto social en Coyomeapan. Se debe subrayar e insistir que se trata de una crisis eminentemente social; aquí no hay agentes o partidos políticos involucrados.

Durante años Araceli Celestino ha acusado la injerencia de grupos políticos. Eso es completamente falso.

Lo que sucede en Coyomeapan es el alzamiento de un pueblo harto de una opresión criminal.

Es el levantamiento de un pueblo indígena en contra de un grupo caciquil que desde 2010 tomó el control del municipio. Desde entonces sus protagonistas: David y Araceli Celestino Rosas tomaron a la comunidad como su negocio, su feudo personal ante la complacencia de varias administraciones estatales.

A la par en Coyomeapan comenzaron a ocurrir crímenes que anteriormente no sucedían. La población siempre fue muy tranquila hasta que llegaron los hermanos Celestino.

A partir de ese momento ocurrieron asesinatos y ejecuciones perpetradas con una saña inusual. Un comisariado ejidal fue ultimado a balazos y sus restos fueron quemados.

En diferentes puntos del municipio se registraron homicidios que permanecen sin esclarecer.

Los hermanos Celestino llegaron a Coyomeapan gracias al PRI de Mario Marín que les abrió la puerta; luego saltaron al PAN morenovallista y finalmente llegaron hasta Morena donde también fueron protegidos.

Tienen una especial habilidad para comprar candidaturas, pero sobre todo para negociar impunidad.

En estos días que se habla del conflicto social en Coyomeapan y anticipan que se puede cancelar el proceso electoral en dicho municipio, conviene insistir en que la solución a la crisis pasa -de manera inevitable-, por la destitución del cacicazgo.

No hay más camino que la formal destitución de Rodolfo García López actual alcalde de membrete y esposo de Araceli Celestino. 

El Congreso del Estado debe evaluar las condiciones de ingobernabilidad y las amenazas criminales a los pobladores. 

No se debe olvidar que hace pocas semanas, la mañana del jueves 23 de noviembre de 2023 un grupo de sujetos armados y encapuchados llegaron a la entrada de la cabecera de Coyomeapan. Tenían toda la intención de recuperar a balazos la presidencia municipal.

Cerca de mil pobladores formaron una muralla humana para impedirles el paso. 

Ahí pudo ocurrir una masacre de enorme magnitud. Un hecho con un descomunal costo político. 

El suceso quedó documentado en fotografías y videos. Empero nada ocurrió.

La crisis social en Coyomeapan se debe entender como la lucha de un pueblo indígena que se levanta contra un cacicazgo corrupto y criminal; una cofradía de tres personas que durante 14 años saquearon al Ayuntamiento, al tiempo que con pistoleros y sicarios intimidaron a la población.

Aún hoy pese a que Rodolfo García López no puede entrar a la cabecera se le sigue considerando alcalde, cuando realmente el municipio está en una ingobernabilidad absoluta.    

La solución a la crisis de Coyomeapan está en manos del Congreso del Estado. La disolución de la administración municipal es el único camino.

A estas alturas ya es poco probable que suceda. La destitución de todo el Cabildo y la instalación de un Concejo Municipal deberían darse en cuestión de días.

Sin embargo es algo que -tarde o temprano-, tendrá que ocurrir. 

De lo contrario permanecerá latente el riesgo de una masacre en Coyomeapan.

Al tiempo.

X @CupulaPuebla

cupula99@yahoo.com

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM  

Te puede interesar: 

BonoBus BUAP
Cupula

Javier Arellano

Javier Arellano es uno de los periodistas más reconocidos y experimentados en Tehuacán; en su columna Cúpula, detalla y desnuda a la elite tehuacanera, los líderes de la región y también analiza...