¡Comparte!

Restauranteros pidieron a la empresa Agua de Puebla que inspeccione y haga una revisión a los carritos de comida rápida que se encuentran de manera informal en la zona de Angelópolis, porque contaminan el drenaje con los residuos que generan.

Durante una reunión con los miembros de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Agua de Puebla solicitó a los empresarios una inversión en trampas de grasa para evitar que sus desechos se filtren al drenaje y contaminen los ríos.

De acuerdo con la empresa que se encarga del suministro de agua potable, las trampas previenen la filtración de grasas en el sistema de alcantarillado.

Los restauranteros aceptaron la petición, pero también pidieron a Agua de Puebla que inspeccione los carritos de comida rápida. Sobre todo aquellos que están instalados en la zona de Angelópolis porque ellos vierten directamente sus desechos en el drenaje.

Cierre parcial de circulación

En la junta, Agua de Puebla también informó a los más de 60 restauranteros del corredor de la zona de Angelópolis, que del 4 al 19 de agosto reducirán la circulación de la avenida Osa Mayor.

Durante la primera semana de las obras de rehabilitación, la circulación se va a reducir a un carril los lunes y jueves.

Para no generar molestias a sus clientes, los  viernes la circulación se acondicionará a partir de las seis de la tarde.

Sin embargo, en la segunda semana habrá un cierre total de un tramo y se habilitará un carril de contraflujo.

A pesar de los cierres la circulación, el presidente de la Canirac, Carlos Azomoza Alacio señaló que en los comercios habrá acceso a los vehículos de sus clientes.

El pasado 31 de julio, CENTRAL informó que, por obras de mantenimiento en la red hidráulica, la empresa Agua de Puebla iba cerrar la circulación a vialidades cercanas a la avenida Osa Mayor.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Planta de tratamiento de adorno

El pasado 14 de julio, CENTRAL informó que los carritos de comida rápida de la zona de Angelópolis no son los únicos agentes que contaminan el drenaje con los residuos que generan.

De acuerdo con una inspección del Servicio Operador de Agua Potable y Alcantarillado de Puebla (Soapap), en el Hospital Ángeles de Puebla su planta de tratamiento de aguas residuales estaba sin operar.

El Soapap también detectó que las descargas de sus aguas negras no recibían un tratamiento y se desechaban en un pozo de visita.

Te puede interesar: