¡Comparte!

La fiesta de Halloween realizada en el salón social Country Club, en la colonia San Manuel de la Ciudad de Puebla, no solo dejó adolescentes intoxicados con presunto alcohol adulterado. También, hizo que los organizadores se embolsaran casi un millón de pesos solo de entradas al evento.  

De acuerdo con testimonios recabados por CENTRAL, el grupo Cabritos Social Group, conformado por estudiantes y egresados de la Preparatoria Enrique Cabrera Barroso de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), convocaron a través de redes sociales a asistir al evento que se llevó a cabo el pasado 4 de noviembre.  

Fue a través de una cuenta de Instagram, que ahora es privada, que se inició la difusión del Halloween en el Country Club. En este mismo perfil se han difundido anteriormente otros eventos iguales para celebrar el regreso a clases y una supuesta premiación. Además de que tenían pública la información de los integrantes del grupo.  

La organización del evento inició por este medio, posteriormente la invitación al Halloween se empezó a difundir. En ella se incluía un tipo itinerario con varios DJ’s de 7:30 de la noche a 12:30, para dar paso al artista invitado estelar que fue La Factoría de 12:30 a 2:00 de la mañana.  

El millonario Halloween del Country Club dejó a adolescentes intoxicados en Puebla
Cuenta de Instagram e itinerario del evento Creditos: Especial

Los testimonios relataron que cada boleto para entrar al evento tuvo un costo de 300 pesos, y se tenía que adquirir directamente con los organizadores. Al momento de la compra, pedían que se hiciera publicidad presencial tanto en prepas como facultades de la BUAP.  

También se daba a conocer que los asistentes podían llevar sus propias bebidas, o bien, comprar dentro del establecimiento.  

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

La venta de bebidas alcohólicas en Halloween del Salón Country  

Al llegar al Halloween en el Salón Country Club, tardaron aproximadamente 20 minutos en abrir, por lo que se comenzaron a formar filas en calles aledañas. Posteriormente, los encargados de la organización arribaron al lugar y validaban uno por uno que el boleto de entrada fuera el original. Fue entonces cuando el lugar se comenzó a abarrotar.  

De acuerdo con los testimonios, al poco tiempo de haber iniciado ya había alrededor de 3 mil personas en el evento. 

Quienes decidían llevar sus propias bebidas, tenían que pagar 50 pesos de descorche por botella, bebida o cartón de cervezas. En caso de que no llevaras, había una carpa dentro del salón donde los mismos organizadores estaban vendiendo el supuesto alcohol adulterado.  

Respecto a la seguridad en el Halloween del Country Club, los organizadores contrataron a personal de “seguridad” no oficial de una empresa privada. Que de acuerdo con los asistentes, solo se trataba de cadeneros que evitarían peleas y desmanes entre los asistentes.  

También indicaron que dentro del recinto había muchos menores de edad, la mayoría de ellos en un estado inconveniente debido a la combinación de alcohol con drogas como la marihuana.  

Los videos de menores intoxicados que se hicieron virales  

Sobre los supuestos videos que se comenzaron a difundir en redes sociales, los testimonios indicaron que los jóvenes intoxicados fueron sacados a la calle alrededor de las 2 de la mañana. Cuando los organizadores decidieron terminar el Halloween y sacar a todos del Country Club.

Estas imágenes fueron dadas a conocer a las autoridades estatales, municipales y académicas, quienes se pronunciaron al respecto.

La BUAP se deslindó del evento asegurando que ellos no formaron parte de la organización del “Halloween by Cabritos”, pues a pesar de ser egresados de la institución, se trataba de un evento privado.

Asimismo, el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, llamó a las autoridades municipales y a la Dirección de Protección contra Riesgos Sanitarios (Depris), a no ser omisos ante la proliferación de estos eventos con venta de alcohol a menores de edad.

Y a investigar el Halloween que se llevó a cabo en el Salón Country Club el pasado 4 de noviembre para deslindar responsabilidades por los menores intoxicados.

Tras intoxicación de jóvenes, el gobierno de Puebla pidió investigar salones para eventos.

Te puede interesar:

Hot Sale Estrella Roja