¡Comparte!

El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP) estatal, Melitón Lozano Pérez indicó que tres de los alumnos del Instituto Oriente que agredieron a otro compañero, ya fueron suspendidos, toda vez que la prioridad es apoyar a los estudiantes que sufren de alguna agresión.

Este domingo, tras acudir a la presentación de la marca Puebla para incentivar el turismo, el funcionario explicó que han mantenido comunicación con el rector de dicho centro escolar.

Hablamos de forma directa con el rector, y ya explicó cómo estuvo. De hecho, dos alumnos fueron suspendidos durante todo el ciclo escolar. El que fue agredido, sus papás decidieron cambiarlo de escuela, y otro más está suspendido de manera indefinida”.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Esto corresponde a los tres alumnos que el Instituto Oriente señaló en su declaración oficial, como responsables de haber golpeado severamente a un joven en abril pasado, pese a que la víctima acusó en su testimonio que serían 15 los estudiantes involucrados, pertenecientes a la banda “El Rebaño”.

Melitón Lozano indicó que la Secretaría ha dado acompañamiento para atender y sancionar este caso conforme al reglamento, manteniendo el compromiso de apoyar “a los alumnos, porque no se les puede dejar desamparados, excluidos. Al contrario, hay que orientarlos”.

El protocolo contra el bullying

A su vez, el titular de la SEP recordó que tienen listo el acuerdo para frenar el bullying en las escuelas de Puebla, en el cual se precisan acciones preventivas como el diálogo con las familias, orientación a padres y alumnos, además de otras medidas de intervención, entre las que destacan la forma en que las instituciones deben actuar ante cada agresión.

Dicho documento, plantea tres ejes que las familias, los docentes y los directivos, deben aplicar. En el caso de los padres, se propone el fomento de un diálogo en el cual la violencia no sea privilegiada, así como estar al pendiente de cualquier cambio en la conducta de los hijos.

A los maestros, la SEP pide incentivar una convivencia escolar pacífica, promover la cultura de la denuncia en el alumnado, así como informar de forma inmediata cualquier situación de peligro. En cambio, se propone a los directivos verificar que no haya discriminación ni violencia al interior de los planteles y que los trabajadores se actualicen en derechos humanos e igualdad de género, para detectar cualquier posible agresión.

Te puede interesar: CDH investiga bullying en el Instituto Oriente y el Colegio Benavente