10 de Mayo del 2021
Contagios
50,353
Muertos
6,088

Estado

A dos años de la muerte de Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle; la causa del accidente: tornillos sueltos

- Diseño: Especial

Los resultados de los peritajes sobre el accidente en el que fallecieron los políticos, los dio a conocer el gobierno federal un año con tres meses después de su muerte.

Por Jessica Zenteno / @Jessezenteno /
Telegram

Dos tornillos sueltos fue la conclusión que dio el gobierno federal sobre la causa oficial del accidente que provocó el desplome del helicóptero donde viajaban la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso Hidalgo, su esposo, el senador del PAN, Rafael Moreno Valle, un acompañante y dos pilotos, quienes murieron al instante  el 24 de diciembre del 2018 entre 14:36 y 14:39 horas.

Después de diversos peritajes, incluso internacionales, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) descartó en marzo del 2020 que el helicopterazo haya sido parte de un atentado, pues no se encontraron materiales explosivos o ajenos a la aeronave.

Aseguró que sucedió por cuatro factores, entre ellos una falla en el “actuador lineal” provocada por dos tornillos sueltos, falla que fue detectada desde el 13 de octubre del 2018 y aun así la empresa Servicios Aéreos del Altiplano dejó que continuara operando.

VER: Descarta gobierno federal atentado en la muerte de Moreno Valle y Martha Erika: estaban sueltos dos tornillos del actuador lineal del helicóptero

CENTRAL presenta la cronología de accidente y la investigación

Día del accidente aéreo

El helicóptero despegó a las 14:34:17 horas del patio de una casa habitación; sin embargo, después de las 14:39:29 horas la torre de control dejó de tener información por parte de la tripulación sobre el estado del vuelo.

Fue hasta las 15:09 horas cuando al contactar a operaciones del Gobierno del Estado de Puebla y a la Comandancia del Aeropuerto de Puebla, se confirmó que el helicóptero había impactado en un terreno destinado a la siembra, derramando combustible, líquido hidráulico y aceite, por ello, este se incendió de inmediato.

A las 16:15 horas comenzaron a surgir las primeras versiones periodísticas en torno a que Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle viajaban en el helicóptero que se desplomó en Coronango. De inmediato, CENTRAL, así como varios medios de comunicación, se trasladaron al lugar de los hechos.

La muerte de los políticos, su acompañante y los dos pilotos fue confirmada a las 16:33 horas del 24 de diciembre del 2018, por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien indicó a través de Twitter que había ordenado a todo el gobierno federal actuar de manera inmediata.

La primera versión del accidente se dio a conocer 10 meses después del desplome

Después de 10 meses del desplome, es decir en octubre del 2019, surgieron los primeros resultados de las investigaciones: el Augusta en el que viajaban las víctimas tenía fallas en el actuador lineal de roll.

El informe detalló que la aeronave ejecutaba cambios repentinos de rumbo, por ello el 10 de septiembre del 2018 había sido sustituido el actuador lineal, quedando en calidad de reparado, ya que se requería un reemplazo total a más tardar el 17 de diciembre; no obstante, lo arreglaron hasta el 20 de diciembre y fue liberado para su operación.

Dos días antes del desplome, la aeronave operó en nueve ocasiones, el 22 de diciembre durante una hora y 21 minutos y el 23 durante 57 minutos, esto sin que el Augusta presentará alguna falla.

El informe de la SCT, destacó además que el capitán, Roberto Cope Obregón no cumplía una serie de certificaciones, entre ellas los de manejo de emergencias, seguridad aérea, en el tema de vuelo controlado hacia el terreno, en ejecutar aquellas obligaciones y funciones que se requieran en caso de una emergencia o evacuación del helicóptero, en manejo del equipo de emergencia y salvamento del helicóptero.

En marzo la SCT presentó el informe final del desplome

Fue hasta el 27 de marzo del 2020, cuando la SCT presentó la versión final sobre las causas del accidente. Determinó que el desplome se derivó tras la pérdida del control del helicóptero por un alabeo repentino hacia la izquierda, mismo que no fue recuperado por el piloto al mando, en una fracción de tres segundos. El helicóptero se invirtió en vuelo e impactó con esa configuración contra el terreno.

Javier Jiménez Espriú, titular de la dependencia federal, reiteró que el helicóptero no estaba en condiciones de volar, por lo que ni siquiera debió haber despegado ese día. Resaltó que tanto la empresa operadora como los tripulantes tenían conocimiento de la falla.

Fueron 4 las razones las que provocaron el accidente

El informe final destacó que se detectaron cuatro razones que contribuyeron a la explosión del Augusta:

Uno, el helicóptero no estaba aeronavegable desde el 17 de diciembre del 2018, debido a que se excedió el intervalo de tiempo requerido para el reemplazo del actuador lineal, además durante su mantenimiento en tres ocasiones la empresa no se apegó a la lista de equipo mínimo para dejar en condiciones de vuelo el helicóptero.

La supervisión del mantenimiento fue insuficiente dejaron tornillos sueltos

Dos, hubo insuficiente supervisión del mantenimiento y operación del helicóptero por parte de la Autoridad de Aviación Civil, ya que se especificó que solo dos de tres tornillos de la tarjeta de fijación se enroscaron en el cuerpo del actuador lineal.

Hubo presión del operador para que el Augusta continuará realizando vuelos, a pesar de la falla.

Tres, el operador presionó para que el helicóptero continuara operando, bajo el argumento de que la agenda de vuelos estaba saturada y no se podía dejar fuera de servicio la aeronave, a pesar de saber que existía una falla en la intermitente del actuador lineal de alabeo.

Un aspecto muy importante que pudo haber mitigado la ocurrencia de este accidente, es que los pilotos hubieran registrado en la bitácora de mantenimiento cualquier anomalía detectada durante la operación del helicóptero, lo cual había permitido a todos los involucrados en la operación, conocer las restricciones operacionales y despachar la aeronave de manera segura”, destacó el informe.

Existió una inadecuada cultura de seguridad operacional

Cuatro, el informe resaltó que la falta de cultura de seguridad operacional por parte del operador del Augusta formó parte de los factores que contribuyeron al accidente, dado que no abordó apropiadamente los peligros evidentes y operó el helicóptero con un conocido mal funcionamiento intermitente del actuador lineal.

VER: Estas son las cuatro razones por las que se estrelló el helicóptero de los Moreno Valle

La última información que surgió respecto al accidente fue que la empresa de Servicios Aéreos de Altiplano sería investigada por la Fiscalía General de la República (FGR) pues se presumió que su posible omisión en el mantenimiento del helicóptero provocó que se desplomara el 24 de diciembre de 2018, cuando por sus condiciones "no debió haber volado".

Se iniciarán auditorías técnicas y administrativas integrales a las empresas operadoras Servicios Aéreos del Altiplano y al taller de mantenimiento Rotor Flight Services suspendiendo temporalmente sus operaciones, hasta contar con el resultado para tomar las acciones definitivas", informó el secretario de la SCT.

VER: FGR irá por Servicios Aéreos del Altiplano por dejar volar el helicóptero de los Moreno Valle cuando no debió hacerlo

Puebla GOb

Puebla GOb