06 de Junio del 2020

Auto cuidado en fechas navideñas

Por Betzabé Vancini / /
Auto cuidado en fechas navideñas
Foto: Central

 betza identifi

Seguramente ya empezaste con los brindis, la comida de la empresa y las pre posadas, pero hay algunos aspectos que hay que tomar en cuenta en esta época para transitarla de la mejor manera y no llegar a enero haciendo recuento de los daños.

Lo primero que voy a decirte es: NO TE EXCEDAS, en nada, así de fácil. ¿De qué sirve que todo el año hayas cuidado tu alimentación o hayas hecho ejercicio si en menos de un mes vas a tirar todo por la borda con los excesos? Ahora, algunos de esos excesos pueden resultar realmente muy dañinos para tu salud pues la comida navideña está llena de sal, grasa y azúcares que van a afectar tus órganos. Ahora, si además vas a incluir consumo excesivo de alcohol, tu hígado y tus riñones se verán doblemente afectados. Además, el alcohol deshidrata el cuerpo y hace más lenta la digestión, ¡así que esos romeritos van a tardar el doble en digerirse!

Ahora bien, el exceso de alcohol también puede ser muy dañino para tu reputación, especialmente en las fiestas del trabajo. Nadie quiere ver a su jefe vomitar abajo de la mesa o iniciar el año siendo el chisme de la oficina porque te sacaron cargando del lugar. Aunque no quieras creerlo, este tipo de cosas afectan la percepción que otros tienen de ti y te verán como menos profesional. Es decir, si te esmeraste todo el año en ser eficiente en tus funciones, de nada servirá pues ahora serás el/la borracho/a de la fiesta de fin de año. Y no, no vale aplicar eso de “todos estaban igual.”

Junto con el consumo de alcohol hay que cuidar los quemones que también suele darse la gente en este tipo de fiestas, éstos pueden ser desde hablar de más, hasta agarrarse con alguien de la oficina, créeme, eso va a salir muy mal.

Ahora bien, otro aspecto importante a cuidar en estas fechas es la convivencia familiar. Llegan las fiestas y con ellas las tías que te preguntan “¿tú para cuándo?”, que hacen comentarios sobre tu peso o sobre cualquier otra cosa qué resulta molesta. Hay muchas personas que se sienten atrapadas en las convivencias, especialmente cuando sus familias son demasiado críticas. Aquí lo más sano es saber poner límites en todos los aspectos. Si no quieres hablar de un tema, di tal cual “preferiría no hablar de ese tema”, si no quieres responder preguntas incómodas, mismo caso. Recuerda que tienes todo el derecho a pedirle a tus familiares que se relacionen contigo de manera adecuada y con respeto. También tienes todo el derecho a DECIDIR NO IR a la cena familiar si eso te incomoda o te hace sentir mal, o bien, hacer una cena navideña o de año nuevo para todos los amigos/as que están huyendo de sus familias o que se encuentran lejos de ellas, puede resultar más divertido.

Otro aspecto vital en estas fechas es cuidar los gastos. Puede ser que te guste dar regalos espléndidos, hagas una cena para muchas personas o vayas a salir de viaje, sin embargo, hay que tener en cuenta que la cuesta de enero es directamente proporcional a tu gasto en diciembre. Así cómo están las cosas, ya todos sabemos que hay que cooperar para la cena o que es mejor dar un regalo más modesto pero de corazón, que algún lujo que te va a desfalcar. Haz una lista y planea tus gastos, haz un presupuesto para la cena y para los regalos contemplando las envolturas también y trata de apegarte a ese estimado.

Lo más importante es recordar que el objetivo de estas fiestas es celebrar y no acabar maltratándose por todos lados entre la comida, la bebida, los gastos y las peleas familiares. Date tu tiempo, aliméntate bien, toma suficiente agua, duerme tus horas y disfruta la pachanga cuando haya, pero cuídate mucho siempre.

Como siempre, estaré atenta a todos tus comentarios y preguntas vía Twitter. Me encuentras como @betzalcoatl

ANTERIORES