23 de Febrero del 2020

La otra historia de García León: Gali lo inculpó

Por Yonadab Cabrera Cruz / /
La otra historia de García León: Gali lo inculpó
Foto: Central

 losamantes inte yona

La noticia del "suicidio" de Mauricio García León, ex director de Notarías en el sexenio morenovallista, sacudió a todo el círculo rojo, a notarios, abogados y jueces. Fue algo que se difundió a la velocidad de la luz.

Y al mismo tiempo, con la misma velocidad, se difundió la historia que marcó su vida personal y profesional, que tachó su honorabilidad así como desempeño en el mundo de los abogados, la cual cargó en los hombros hasta el último día. Es la sombra que lo sigue persiguiendo.

Mauricio García León  fue acusado de haber falsificado la firma de Tony Gali, entonces gobernador de Puebla, para hacerse de la Notaría 2 de Ciudad Serdán. Eso fue lo que todos los medios y el gobierno del estado difundieron y gritaron a los 4 vientos.

Pero hay otra historia que ni abogados, notarios y menos los colaboradores de Tony Gali se atreven a contar, la cual tiene que ver con la forma en que García León obtuvo la patente de la notaría y que es muy conocida desde el colegio de Notarios hasta aquellos que eran funcionarios estatales.

Resulta que en realidad Mauricio concursó por la patente de la Notaría 1, con sede también en Ciudad Serdán, que quedó vacante luego de que su titular falleciera. Hizo todo el procedimiento, cumplió con todos los requisitos, su desempeño fue excepcional, solo que hubo un pequeño error.

Sí, un error del que nadie se percató, un error que ni la Secretaría General de Gobierno, ni Tony Gali, ni su "consejero jurídico" ni nadie se dio cuenta hasta que llegó a manos del Colegio de Abogados y la secretaria lo detectó.

Se equivocaron de patente y en el protocolo y todos los documentos para otorgarla, signaron la número 2 que sí tiene titular. La primera en exhibir el error por supuesto fue la notaria que se dio cuenta y que era, como ya lo dije, la secretaria del Colegio de Notarios.

Para no asumir el costo político y la equivocación, me cuentan, y conste que digo ME CUENTAN, no es que me lo haya sacado de la manga y me dicen que es algo que saben notarios, abogados y hasta jueces, el gobierno de Gali decidió culpar a García León por falsificación de firma del gobernador.

Por supuesto, la versión de inmediato fue retomada por los medios de comunicación. Ante el daño moral y tachar su honorabilidad, el abogado presentó una demanda, se fueron a juicio ante los juzgados federales y también me cuentan que presentó infinidad de pruebas, hasta capturas del pantalla de conversaciones en las que se comprobaba que la firma era auténtica y que él siempre tuvo noción de que era la Notaría 1 de Serdán por la que estaba participando.

En enero de 2019, es decir, a principios de este año ganó el juicio, también me comentan, y solicitó a varios medios su derecho de réplica para que publicaran que hubo una equivocación, por supuesto, la noticia y la réplica ya no fueron difundidas con la misma intensidad que el resto de las notas.

Dicen, y recalcó, dicen que era una persona intachable y que quedó marcada por dicho escándalo.

***

A propósito de notarios y de las 29 notarías que el gobierno del estado desaparecerá. Todo indica que la estrategia jurídica es hacer valer el artículo 142 de la Ley del Notariado, fracción III, que habla sobre la revocación de notarías por sanción del Ejecutivo del Estado.

"La función del Notario terminará, debiendo revocarse y cancelarse la patente respectiva, por cualquiera de los siguientes casos:

        I. Por renuncia;

        II.Por fallecimiento;

        III. Por la sanción de revocación que imponga el Titular del Poder

Ejecutivo del Estado, en términos de esta Ley (...)".

La bronca será para los clientes de los notarios y que tengan trámites en proceso, pues difícilmente se les devolverá su dinero y en especial el pago de derechos e impuestos.

ANTERIORES