19 de Febrero del 2020

Lo malo de no medir con la misma vara

Por Yonadab Cabrera Cruz / /

losamantes inte yona

Recuerdo la indignación en redes sociales y medios de comunicación cuando en el proceso interno de Morena, para elegir al candidato a gobernador en la elección extraordinaria, se filtraron los audios de las conversaciones de Alejandro Armenta, Violeta Lagunes y un muchacho de nombre Edgar Moranchel, titular del Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado Municipal de Atlixco, en los que planean quitarle la candidatura a Barbosa y hasta “matarlo”.

Incluso, yo me sumé a la indignación, pues planear la muerte de una persona por mucho y que digan que se trata de una broma, es una situación aberrante, inhumana y de muy mal gusto, sobretodo en el contexto en que se dieron dichos audios y por el padecimiento físico del hoy gobernador.

En aquel momento durante el proceso interno de Morena, a los morenistas y a los barbosistas poco les importó que esos audios hayan salido como producto de un espionaje. Se tiraron al piso, exigieron justicia, casi casi destierran a Alejandro Armenta, lo querían ver en la cárcel y exigían sangre, mucha sangre derramada por tal osadía contra Barbosa, e insisto yo en lo particular me sumé a la indignación.

Pero lamentablemente para los amigos de la 4T, no siempre se juzga con la misma vara, en todo caso es de acuerdo a su conveniencia, lo que ayer y hace unos meses aplicaron, celebraron e incluso usarían como pruebas, hoy lo censuran, dicen que se trata de un delito y hasta están analizando denunciar por espionaje.

Seré más claro. Hoy el subsecretario de Gobernación, David Méndez Márquez declaró que están analizando denunciar al alcalde de Tehuacán, Felipe Patjane por espionaje telefónico y sumarle este delito a toda la lista por la que ya de por sí está encarcelado y no es que defienda al presidente, qué bueno que se aplique la ley porque este alcalde tenía al municipio de cabeza, hundido en la inseguridad, la corrupción, el desfalco, servicios ineficientes y todo lo que se les ocurra.

Con lo que no estoy de acuerdo, es que ahora sí y como ya les conviene, las autoridades estatales dicen que los audios que publicó el portal de noticias e-consulta son una muestra clara de espionaje telefónico, que Patjane grabó las llamadas para generar la percepción de que el gobierno del estado se está “entrometiendo en asuntos de orden municipal”.

Y es que en dichos audios los subsecretarios de Gobernación exigen la renuncia de Patjane a la alcaldía de Tehuacán, de lo contrario su destino sería la cárcel y también para su prometida. Pero lo que hizo David Méndez fue intentar desviar la atención para no entrar en detalles sobre el contenido de esas grabaciones que es la “sugerencia” de renunciar a la Presidencia Municipal.

Ahora David Méndez insiste en que hubo espionaje telefónico, cosa condenable e ilegal, pero cuando de grabar a sus enemigos se trata, entonces sí está bien. Lo que evidencia el contenido de las grabaciones es la mancha de un proceso judicial por un asunto político.

Ahora un proceso legal tiene una mancha política.