30 de Octubre del 2020

El fraude con las plazas del Servicio Profesional Docente

Por Yonadab Cabrera Cruz / /

losamantes inte yona

El 11 de marzo de 2019, cuando apenas estaba agarrándole la onda Guillermo Pacheco Pulido a la administración estatal, la SEP a través del Servicio Profesional Docente lanzó la convocatoria para cubrir las nuevas plazas para maestros.

Por supuesto, muchos poblanos sin trabajo que cumplían con las carreras afines para cada materia que se concursó o que estaban en proceso de titulación de una maestría en Educación, se inscribieron, pasaron los filtros, los exámenes, y en agosto les dieron las tan esperadas plazas y así se disminuiría aunque sea un poquito el porcentaje de desempleo.

Pero con la novedad de que el viernes pasado algún funcionario de la SEP llamó a los profesores que participaron en esta convocatoria, para anunciarles que sus contratos serían rescindidos por lo que a partir de enero ya no tienen que presentarse en sus lugares de trabajo. Este aviso incluye a profesores de educación básica y telesecundarias.

El argumento de la SEP es que dichos profesores quienes son alrededor de 40 de la primera categoría y unos más de telesecundarias, es que no cumplieron con los requisitos que marcaba la convocatoria del 11 de marzo de 2019 y que el “sistema” los rechazó. Pero esto es totalmente falso, pues si fuera así, entonces no hubieran pasado el primer filtro para concursar por las plazas y que tenía que ver con la entrega de documentos.

También es falso porque si el “sistema” los hubiera rechazado no estarían cobrando sus sueldos ni estarían dados de alta en las plataformas, vaya ni siquiera les permitirían la entrada a las escuelas, serían profesores fantasmas, de chocolate, y la realidad es que están laborando desde agosto y al parecer lo que en la SEP están esperando es que los maestros no cumplan los 6 meses y un día para que tengan derecho a su base.

Además, su nombramiento provisional tiene vigencia hasta el 29 de febrero y fue emitido por la SEP, pero tampoco se los van a respetar, pues les están exigiendo ya no presentarse a clases el 6 de enero o de lo contrario no se les permitirá la entrada.

Ahora que los profes han decidido dar la batalla y no dejarse, la SEP y el Servicio Profesional Docente se echan la bolita porque ninguna de las dos instancias quiere asumir el costo de los despidos masivos.

La SEP se está agarrando de que no presentaron títulos, pero a los de las carreras afines a cada una de las materias que se concursaron les están dando prórroga, pero a los de maestría en Educación no, aunque la convocatoria estipula que en caso de no contar con este documento, podían presentar certificado o hasta el acta del examen profesional. Eso fue ratificado por la misma dependencia a través de un oficio del 10 de diciembre de este año.

Pues ojalá que en la SEP no le den gato por liebre a estos profesores, porque ellos concursaron por las plazas y desde un principio les hubieran dicho que no cumplían con los requisitos, no a estas alturas que ya les están pagando.