23 de Abril del 2019

Claudia Rivera y los dos pájaros de un tiro… o más

Por Viridiana Lozano / /
Claudia Rivera y los dos pájaros de un tiro… o más
Foto: Especial

 

Guía para irreverentes

Agua de Puebla, en plena polémica por la privatización del servicio, parece que ya hizo las pases con la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco.

Tenía que hacerlo luego de que el Cabildo envió una iniciativa al Congreso de Puebla para integrarlos en el Consejo Consultivo y comenzar a auditar a la operadora del servicio de agua potable.

Así, este 27 de marzo, una semana después de la amenaza de retirarles la concesión, el director de la empresa Héctor Durán se apersonó en el Palacio Municipal, donde todos, incluida la prensa, pudieran verlo.

Ahí “se encontró” con Claudia Rivera con quien se reunió para hablar de los trabajos que hará la empresa para terminar con el desabasto de agua que sufre el Centro Histórico de la ciudad.

De forma muy escueta informó que durante 13 mesesotes cerrarán intermitentemente varias calles del Centro Histórico para sustituir la red de drenaje.

Un arma de dos filos, pensando en el interés de Rivera en reelegirse o de Morena en seguir al frente del gobierno municipal, y es que son mucho menos los poblanos que viven en el Centro y que serán beneficiarios de la obra, y más los que todos los días transitamos por ahí y estaremos mentando madres durante más de un año por el tráfico.

De tres filos, porque resulta que las calles que van a intervenir son justo la 8, 10 y 12 poniente, justo en donde se instalan los ambulantes.

Durante ese largo tiempo los ambulantes podrían terminar auto-desplazándose pues las obras les impedirán instalarse y además el flujo de compradores seguramente bajará considerablemente.

Pero esta medida también afectará a los comerciantes establecidos.

Con todo esto de las obras de Agua de Puebla, Claudia Rivera tendrá varios posibles resultados:

La gratitud inmensa de los habitantes del Centro Histórico, hartos de la compra de pipas

El odio de los transeúntes y automovilistas que se enfrentarán a un caos vial peor al que ya existe en la zona

Terminará la intentona del Ayuntamiento de Puebla por retirarle la concesión a Agua de Puebla porque la única forma es comprobar que no cumple las cláusulas y pues con esto podría ya cumplirlas 

Los ambulantes podrían desistir de colocarse en el Centro Histórico o, podría salir peor, y terminar yéndose a otras calles más cerca del Zócalo

Solo me queda una duda: Una vez terminada la obra ¿cuánto aumentará la recaudación de Agua de Puebla, luego de que logren regularizar el Centro Histórico?

ANTERIORES

Publicidad