19 de Febrero del 2020

Los Morenovallistas no eran burros sino flojos

Por Viridiana Lozano / /
Los Morenovallistas no eran burros sino flojos
Foto: Central

 Guiapara interior viri

“Pena, robar y que te cachen”, dice el dicho popular, y  hoy en Puebla aplica más bien el “Pena, no estudiar y que te titulen”.

25 morenovallistas fueron evidenciados este domingo por el gobierno de Miguel Barbosa, por haber obtenido sus títulos profesionales piratas.

“Piratas” no por falsos, sino porque los obtuvieron, según el gobierno, sin estudiar. Les dieron una ayudadita para que no tuvieran que cumplir con asistencias, trabajos ni exámenes.

Los titulados están denunciados por cohecho, asociación delictuosa y tráfico de influencias, por usar su poder dentro del morenovallismo para hacerse de un título universitario.

Pero también están los funcionarios que dirigían el Instituto de Educación Digital, José Ojeda Bustamante, Miguel Pérez Maldonado y Milton Fregoso, quienes estuvieron por un periodo de tiempo mayor en la titularidad del instituto y que también enfrentan denuncias por ejercicio indebido de funciones.

Todos, denunciados ante la Fiscalía General del Estado, están por iniciar el calvario de llevar sus casos.

Pero vamos a lo escandaloso, los funcionarios y operadores morenovallistas que obtuvieron sus títulos pirata.

El caso más vergonzoso, a mi parecer, es el de Francisco Rodríguez Álvarez, que antes de ser diputado, era presidente de Coparmex, después fue diputado local y luego coordinador de la campaña de Martha Erika Alonso. Según la investigación, a él le dieron título como licenciado en Administración Pública.

Después está el exdirigente del PAN, Jesús Giles, a quien CENTRAL evidenció por querer dirigir el partido sin tener si quiera un título universitario.  Giles empezó su carrera en Derecho en la Libre de Derecho, pero la abandonó por sus aspiraciones políticas.

A él le dieron su título sin asistir a clases, entregar trabajos ni presentar exámenes.

También están Roberto Ruiz Esparza, a quien también le acreditaron la licenciatura en Derecho; y el mismo caso con David Rosas Armijo.

Pero además, el caso más claro de que la 4T de Puebla no pacta impunidad, es el del papá de Gerardo Islas, quien está en el bonche de denuncias porque lo beneficiaron con un título como Periodista.

Y eso que Islas fue de los primeros en traicionar al morenovallismo y sumarse a la campaña de Miguel Barbosa, además de su sumisión en el Congreso de Puebla como diputado local.

Nada lo salvó.

Estamos a dos meses de que termine el año y el gobierno ha abierto ya dos frentes muy concretos, primero el de los Notarios y ahora el de los funcionarios y operadores.

Eso no es todo, esperen más.  

ANTERIORES