18 de Febrero del 2019

Cómo fluir sin fracasar en el intento

Por Fátima Salgado / /
Cómo fluir sin fracasar en el intento
Foto: Especial

con plena libertad

Desde hace algún tiempo notaba que mis amigos y conocidos me aconsejaban »fluir«, ya saben, ante cualquier situación o evento. ¡Pero en verdad yo no entendía muy bien a qué se referían con esas palabras!  Ha pasado el tiempo y me he dado cuenta de qué hay algunos puntos claves para fluir sin fracasar en el intento.

Por lo general cuando vivimos algún evento que nos pone tensos o nerviosos, cuando estamos a punto de hacer algo grande para nuestra vida o aveces simplemente tomaremos acción de algo y requerimos tomar una buena decisión, nos ponemos nerviosos, ansiosos o nos preocupamos; aunque aveces está la otra cara de la moneda, nos emocionamos muchísimo y aveces también nos da ansiedad en esta parte. 

Después de explicar que no solo se debe fluir con eventos negativos sino también con eventos positivos en nuestra vida, les voy a puntualizar los pasos que creo que debemos seguir:

1.- Hay que identificar que evento de nuestra vida nos está generando las emociones que ha mencioné. Les digo que puede ser cualquiera, incluso uno que no creamos que es tan importante.

2.- Una vez identificado el evento y las emociones que genera en nosotros, hay ponerle nombre y expresarlo. Por ejemplo «Yo estoy nerviosa porque no sé si vaya a pasar la materia de matemáticas«.

3.- Después de haberle puesto nombre y expresarlo, hay que preguntarnos «¿Este problema tiene solución?. 

4.- Si la respuesta a tu pregunta es «Si», entonces requieres ponerle acción a la solución, por ejemplo »Yo SI puedo dejar de estar preocupada por no saber si voy a reprobar o no, ya que puedo estudiar para el examen final y aprobar« y entonces viene la oración clave: Si el problema tiene solución ¿Para qué me preocupo?. ¿Que estás ganando al ponerle un foco negativo al problema que tú mismo ya respondiste que se puede solucionar?.

4.1 En cambio si la respuesta es «No», entonces requieres ponerle atención al porque no tiene solución, por ejemplo «Ya No puedo pasar matemáticas porque el puntaje ya no me alcanza ni pasando el examen» y entonces vienen dos oraciones clave: ¿Estoy verdaderamente segura de que ya NO puedo aprobar matemáticas (arreglar tal problema)? Si la respuesta es «no estoy segura», regresa al párrafo anterior, ya que entonces seguramente tú mismo estabas tratando de sabotear tu idea al ver la respuesta cerradaPero si la respuesta sigue siendo «No», pasa a la siguiente oración clave: Si el problema No tiene solución ¿Para qué me preocupo?. 

Asi es, ¿sabias que el 85% de las cosas que te preocupan no suceden ?

Vivimos en un mundo donde requerimos empezar a ocuparnos en vez de preocuparnos; a nosotros los humanos nos gusta hacer más drama que ponerle acción a nuestra vida. ¿Cuánto tiempo desperdicias preocupado por  cosas que no han pasado?.

Fluir es simplemente aceptar las cosas, incluso qué hay algo superior que nos está mandando estas pruebas o eventos, así que «entrégate» a esas pruebas, da tu máximo, ocúpate de ellas. Debes estar concierne de que es lo que en realidad quieres, y saber que ese evento que está vivenciando es solo eso, «un evento» que está enfrente de ti y requieres atravesarlo para poder llegar a tu objetivo final. Debes eliminar todo el ruido en tu cabeza, todos los pensamientos que no permiten que ese evento lo vivas como debe ser... y ahí es cuando dicen. Fluye.

Así que la próxima vez que te encuentres atorado, en cualquier momento, lugar o con cualquier persona, haz las preguntas que te señalé y sea cual sea la respuesta, no te preocupes, fluye y disfruta el viaje, tú viaje. 

ANTERIORES

Publicidad