Sunday, 25 de August de 2019

Los Rafabelievers

Por Zeus Munive / /

¿Quién ganó y quién perdió en el encuentro que sostuvieron los precandidatos a la Presidencia de la República? A diferencia de lo que piensa la opinocracia poblana, considero que nadie perdió, pero tampoco nadie ganó puntos. Se quedaron tablas. Ser objetivo es difícil pero tratando de ser más equilibrado solo vimos que el gobernador poblano ya tiene boleto y que sí está considerado en el CEN del PAN para las “Palabras Mayores”.

De ahí en fuera, y a diferencia de lo que consideran sus exégetas, sus niños cantores, sus corifeos, sus porristas, sus cheerleaders, sus empleados, sus comecuandohay y demás buscachambas no ocurrió absolutamente nada. La televisión está perdiendo adeptos y mucha gente ni se enteró.

No obstante, la gran ventaja que sí tuvo Moreno Valle  fue que a nivel nacional (los que sí se enteraron) ya saben que sí va a buscar la candidatura por el PAN a la Presidencia de la República. De lo demás podríamos decir que su discurso fue un poco largo, tedioso, debería quitarse ya la figura del hombre del poder y ser más mortal, más él, dejar de ser tan rígido y hablar como si nos estuviera hablando a sus poblanos gobernados, quitarle cifras y convencer en un aspecto más humano.

Difícil, sí, por su carácter, pero no imposible. Y que ahora que ya va a dejar el poder que deje de creer en lo que sus porristas le dicen, es bueno que ya empiece a escuchar a algunos de sus críticos. Muchas veces sus peores enemigos son sus principales aduladores.

Margarita Zavala, en cambio, se vio más suelta y conectaba más con el público al cual llegaba. Eso sí, a ella le faltó poder, contundencia. Lo que a uno le sobra, a la otra le falta.

Por eso no fue definitivo este primer encuentro. Nada para nadie. Lo que aún no sabemos es que tantas consecuencias hubo en la dirigencia nacional ahora que ya se conformó el Todos Unidos contra Anaya, algo así como el TUCA. 

Fuentes cercanas al morenovallismo relataron que Moreno Valle le está minando el poder a su líder nacional, Ricardo Anaya, pues la cercanía del poblano con el nuevo secretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña, le han permitido tener un puente directo con el desgastado Enrique Peña Nieto.

Esto, aseguran las fuentes consultadas, le ha permitido a Moreno Valle, incluso participar en algunas reuniones de varios gobernadores panistas con el secretario de Hacienda ahora que está la discusión por el presupuesto para el 2017. A diferencia del año anterior, que quien hizo todo el cabildeo, excepto Puebla, fue Ricardo Anaya.

Sea cierta esa especie o no, Moreno Valle es uno de los puntales que está enfrentando a su dirigente nacional, pues la guerra ya se la ha declarado junto con la outsider Margarita Zavala.

La esposa de Felipe Calderón va en ese tren de desconocer a su dirigente sino pone un piso parejo. Y a todo esto Anaya quien al final jugará como el fiel de la balanza, ¿por quién se decantará: por Margarita o por Rafa?

En ambos casos, y eso es así, en ambos casos, parece que están más interesados en convencer al establishment, al sistema que a los ciudadanos. En ambos casos están más preocupados por quedar bien incluso con el PRI y el presidente de la República para mantener el binomio PRIAN y que entre ellos se elija quien de los dos es el verdadero retador de Andrés Manuel López Obrador.

Pareciera que lo demás es lo de menos. Su meta y la meta de los Rafabelievers es que su lucha no sea contra el PRI sino que sea su aliado discreto para que la clase empresarial mexicana, la Iglesia y demás sectores del poder sigan tranquilos, por lo menos es la conclusión a la cual se llegó después de verlos sentados juntos: se trata de cambiar para que todo siga igual.

Seamos honestos, Moreno Valle jamás va a cuestionar el papel del actual presidente de la República. Y todo para convencer que él mantendrá los negocios a flote. 

ANTERIORES