Sunday, 12 de July de 2020

Una manera distinta de mirar la realidad

Por Daniel Fajardo Patrón / /

¿Qué es lo que puede aportar la comunicación para lograr un cambio social? quizás uno de los retos más grandes que tenemos es la pérdida de sensibilidad que se ha vuelto una de las características más esenciales en nuestra vida cotidiana, ¿cómo podemos hacer un llamado a la sociedad cuando tantos horrores que nos rodean nos son indiferentes? y no solo son los temas donde se nos muestran injusticias, agresiones y marginación sino pensar en un segundo nivel, ¿De qué manera participar para sumarse a la búsqueda de la solución de problemas?

Hay que reconocer que los problemas sociales se fueron ganando el interés de los medios de comunicación al punto de dar más espacio a todas estas situaciones, lamentablemente aun no existe una cultura del periodismo de opinión o investigación, muy pocas de estas notas llegan a un nivel más profundo y se mantienen por varios días logrando atraer la opinión pública pero sin que esta atención repercute en un verdadero cambio de consciencia que culmine en un movimiento ciudadano crítico que nos permita, mediante la integración, la coordinación para la solución de un problema. 

¡Nos hemos acostumbrado a mirar la realidad que los mismos medios intentan mostrar con el deseo que despertemos!

¿Es posible que el medio sea un canal de comunicación que nos permita alcanzar una conciencia de la situación y a la par una solución?

El mensaje debe ser en si mismo un cambio de paradigma tanto en la manera como se estructura como en en el efecto que debe generar en las audiencias.

El problema es que mucha de nuestra comunicación, incluyendo la que se realiza sobre las causas sociales, es más de formas que de fondos.

Se habla y plantea una problemática sin que ésta información realmente sea lo suficientemente empática para enganchar a las personas y conducirlas hacia una opinión pública sobre un tema y posteriormente se acuerde una solución.

Al escribir estas líneas recordaba este anuncio:     

Lo vemos siempre que vamos al cine, la mayoría nos enganchamos por los artistas que aparecen pero ¿apoya?, la pregunta obligada es ¿a quién?

No se trata solo de ve y dona, ¿cómo podemos hablar de conducir un cambio social real que nos permita no solo actuar de manera reactiva sino también de manera preventiva?

El mensaje cumple su función porque así se diseño de ser llamativo y causar recordación, pero es muy pobre en cuanto al despertar de una conciencia social, nunca me queda claro ¿cuál es la problemática que se está planteando ni mucho menos la manera en la que el dinero obtenido se invertirá para solucionar el problema?

Otro de los errores es pensar que seré yo quien investigue sobre dicha asociación, ¿cuántas de las personas que a diario miran este cineminuto en distintas salas por todo el país habrán investigado a esta fundación?

Sin duda muy pocos y ese es el centro de esta columna, que necesitamos una comunicación diferente para poder lograr cambios importantes.

Hemos estereotipado tanto los problemas sociales que se buscan señalar como la comunicación que usamos para presentarlos y si realmente buscamos un cambio debemos iniciar por practicar una manera distinta de mirar la realidad.

Comparte tu opinión conmigo en www.danielfajardo.mx y @danielfajardomx 

ANTERIORES