Wednesday, 23 de August de 2017

Son tiempos oscuros

Por Selene Rios Andraca / /

Soy una más de las miles de personas que tiene el corazón estrujado por la muerte de Juan Gabriel. Mi intención de la columna era hablar de la deuda de Puebla que asciende a los 30 mil millones de pesos o del escenario catastrófico de Fitch Ratings sobre el colapso del Soapap para el 2019, pero soy una más de las miles de personas adictas a sufrir con los culebrones de Juanga en el carro, en la casa, en las fiestas y por más que trato de concentrarme en las ejecuciones, en la guerra en el triángulo rojo, en los feminicidios y en los asaltos que han tornado a Puebla en una entidad totalmente distinta a la de hace una década, en mi mente retiembla el Noa Noa.  

Aunque Juan Gabriel es considerado una de las joyas musicales en habla hispana, los opinadores de este país se centraron en discutir en cómo la sexualidad del Divo de Juárez era indiscutible y en escrutar que su preferencia sexual era inescrutable. Y sin embargo, gastaron letras y letras en discutir y escrutar lo menos importante de Juanga: que si venció la homofobia, que si hizo que el más macho lo adorara, que machos, remachos y no tan machos lo idolatraban a pesar de su saco dorado con lentejuelas…   

#Watafaaác.


En su último concierto en Puebla, el pasado 10 de agosto, el michoacano presentó una canción para Puebla, que a más de uno le hizo recordar cuando le canturreó a Francisco Labastida, aquel terrible gingle de la campaña presidencial de principios del milenio. Tanto indignó a algunos en Puebla que juré que este día acusarían, de alguna forma, a Rafael Moreno Valle por la desgracia nacional. Esperaba titulares así:

Intolerancia: Juan Gabriel muere por culpa de Moreno Valle ¿Cuántos más Juangabrieles, cuántos más? 

El Heraldo: ¡Lo saló! ¡Que lo metan a la cárcel!

E-consulta: Durante el sexenio de Moreno Valle murió el 100% más de Juangabrieles que en el sexenio Mario Marín.

La Jornada de Oriente: Moreno Valle no hizo nada para evitar la muerte de Juan GabrielAroche.  

CENTRAL: Moreno Valle usa muerte de Juanga para promoverse a nivel nacional con miras al 2018 #ConJuangano

Pero no. Creo que ni se enteraron.

Reitero son tiempos oscuros: la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep) sale un día sí y el otro también para mostrar su lado más recalcitrante. Una institución educativa, que se supone difunde el conocimiento y aniquila la ignorancia, promueve el odio y la discriminación: el matrimonio homosexual es antinatural y fuera del sentido común.

Es comprensible, pues, si una institución que tiene el objetivo de formar profesionistas, de facilitar el conocimiento —y que cobra una lanota por eso— se enfoca en pelear contra la diversidad, los derechos humanos y sexuales, vivamos en una Puebla una con ejecuciones, feminicidios, atracos, muertes y guerras cruentas por el combustible.

Es inaudito que en el 2016, una institución icónica en Puebla se desgaste en defender una postura retrógrada y que siembre odio, cuando todos los días hay mujeres y hombres que mueren por la codicia, por combustible, por machismo, por odio.

Tras meses de análisis y preparación, CENTRAL presenta hoy una nueva apuesta periodística para darle la dimensión justa de los nuevos tiempos que atraviesa la entidad y el país, a través de un portal en periodismo especializado en la Nota Roja.

La nota roja es mucho más que un atropellado, que un ejecutado o que una mujer asesinada con odio, la nota roja es el reflejo de nuestra sociedad, de nuestros gobiernos, de nuestras decisiones.

La nota roja proyecta las debilidades de los gobiernos de Moreno Valle y de Peña Nieto; las carencias  de nuestras instituciones educativas; las privaciones de los sectores sociales.

Página Negra, encabezado por el periodista Edmundo Velázquez, pretende internarse en la Puebla más profunda y más oscura.

Queda.

ANTERIORES