¡Comparte!

Aficionados que asistieron al juego entre los 49ers de San Francisco y Cardinals de Arizona, abuchearon a Grupo Firme durante el show de medio tiempo de la NFL en el estadio Azteca.

Desde que la agrupación mexicana fue anunciada como parte del espectáculo del medio tiempo del NFL Mexico Game de 2022, un sector de fans a dicho deporte mostró descontento.

Al momento de su presentación, la molestia de los presentes en el estadio Azteca fue confirmada. Los abucheos no se hicieron esperar y desde antes de la primera canción los tijuanenses trataron de ser silenciados.

Pese a los abucheos iniciales, los aficionados presentes en el Coloso de Santa Úrsula corearon con ganas el éxito “Ya supérame” de la agrupación fronteriza. Sin embargo, hubo constantes momentos de silbidos durante los pedazos en los que no había letra de la canción.

Al finalizar la presentación de Grupo Firme con cuatro canciones, el abucheo de los aficionados a la NFL fue total.

49ers se va sobre Cardinals en el estadio Azteca

Cardinals fue presa del jugador número 12 y terminó perdiendo por 38-10 contra los 49ers de San Francisco que hicieron del estadio Azteca su segunda casa.

La altura y sobre todo la afición fueron clave para que Arizona, que era el equipo que jugaba como ‘casa’, nunca pudiera tomar ritmo.

Jimmy Garoppolo repartió cuatro pases para anotación y sumó 228 yardas por aire, además, la ofensiva terrestre fue determinante para establecer condiciones durante todo el partido.

Aunque Brandon Aiyuk tuvo dos recepciones en el partido, ambas para touchdown, fue George Kittle devolvió los aplausos del público mexicano con una noche de ensueño al conseguir dos touchdowns y un total de 84 yardas.

Deebo Samuel y Christian McCaffrey fueron los que hicieron el trabajo sucio, el primero con 37 yardas por tierra y 57 por aire, mientras que el segundo logró 39 yardas terrestres y 67 por la vía aérea. Elijah Mitchell contribuyó con 59 yardas por tierra.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Sin duda a Cardinals les dolió aún no poder contar con su quarterback titular Kyle Murray, quien no recibió el alta médica para poder jugar, por lo que de nuevo fue Colt McCoy quien tomó las riendas de la ofensiva, aunque sin mucho éxito.

De hecho, fue el tercer quarterback del equipo, Trace McSorley, quien se hizo cargo de los controles en el último cuarto del partido, aunque no pudo ayudar en mucho a los Cardinals, que ya daban tumbos sobre el emparrillado.

Con este resultado, 49ers cobró venganza de la derrota que sufrieron en el mismo escenario, pero en 2005, cuando el mexicano Rolando Cantú jugaba aún para el equipo de Arizona.

Además, la escuadra de San Francisco se puso como líder indiscutible del Oeste de la NFC.

—Con información de Sin Embargo

Te puede interesar: