¡Comparte!

Este recorrido por la Casa del Deán te mostrará todo lo que puedes encontrar en la primera mansión de Puebla. Sus paredes con murales renacentistas seguramente te enamorarán. Este sitio se ubica en el Centro Histórico de Puebla.

La casa del Deán es un magnífico ejemplo de las mansiones que se contruyeron en el primer siglo de vida de la Ciudad de Puebla. El lugar data del año de 1563 y se considera la primera construcción civil de la ciudad, e incluso se ha llamado “La capilla sixtina del nuevo mundo”.

Actualmente sólo se conserva su fachada manierista, zaguán, sala de entrada, patio, escalinata, dos habitaciones en la planta baja, y dos en la planta alta. La planta baja la convirtieron en museo y en el segundo nivel encontrarás las pinturas que datan de 1574.

Los personajes y paisajes de las pinturas los copiaron de estampas europeas
Pinturas en uno de los muros del museo. Creditos: Arturo Silvestre

Su nombre se debe al secretario administrativo de la catedral en aquel año. Al construir el segundo piso, mandó a traer a diferentes artistas para que pintaran las paredes de 18 habitaciones. Desafortunadamente, en 1948 se destruyeron por la llegada del ‘Cine Puebla’.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Y aunque mucha gente se opuso, por ser la primera casa de dos pisos, se destruyó. Solo se rescató la parte de arriba donde puedes encontrar historias de los artistas enfocados en la religión.

Pinturas y murales en la Casa del Deán

Cabe destacar que estos murales se mantienen con la pintura original. Antes se usaban pinceles hechos con pieles de animales y esto hacía que la pintura quedará con textura y no completamente lisa.

Los cuatro muros de la primera habitación representan una cabalgata singular, se trata de mujeres vestidas a la moda del Renacimiento, que representan al Antiguo Testamento y a las famosas profetisas de la Mitología Griega y Romana, según los teólogos Lactancio y San Agustin, estas mujeres vieron a Cristo y la redención.

Los personajes y los paisajes los copiaron de estampas europeas, complementadas con animales regionales, también puedes ver romances, flores y monos, estos últimos copiados de códices indígenas, pues se dice que cuando hacían rituales para la buena cosecha, lo hacían vestidos de piel de animal, por ello la representación.

En la segunda habitación al fondo, están cuatro muros con pinturas inspiradas en el famoso poema del italiano Francesco Petrarca: “los Triunfos”, escrito en 1352. La iglesia lo prohibió en 1575. Sin embargo, el espíritu abierto del Renacimiento, permitió esa libertad.

La entrada es libre

Los cuadros van siguiendo la secuencia de las manecillas del reloj. Están enumerados para que los puedas entender de mejor manera.

Los murales están inspirados en grabados europeos y solamente aluden, primeramente al triunfo del amor, luego al de la castidad, del tiempo, de la muerte y de la fama.

Las pinturas tienen influencia local entre águilas y serpientes. Los animales en los emblemas son tlacuaches y osos, así como pinturas románticas. 

Sin duda un espacio que no puedes dejar pasar por alto, ve y aprecia este tesoro que se encuentra abierto a todo el público de lunes a domingo de 9:00 a 18:00 horas. Entrada libre los días domingos y 60 pesos de lunes a sábado, adultos mayores y estudiantes gratis todos los días de la semana presentando su credencial.

Las pinturas que están en el museo datan de 1574.
Pintura al óleo sobre un lienzo. Creditos: Arturo Silvestre

La Casa del Deán se encuentra ubicada en calle 16 de septiembre, número 505, Centro histórico.

Te puede interesar:  Jardines botánicos de Puebla que debes conocer