¡Comparte!

¡Lugares mágicos! Ya llegó esa bella temporada donde se puede admirar de bellos paisajes y un espectáculo lleno de luz. Estos son algunos de los Santuarios de Luciérnagas que existen en Puebla y Tlaxcala.

Seguramente pensabas que el único lugar para admirar esta maravilla de la naturaleza sólo se podía hacer en el municipio de Nanacamilpa, Tlaxcala. Sin embargo, existen otros lugares que también ofrecen este atractivo natural y lo mejor es que no se encuentran tan alejados de la capital poblana.

Los Santuarios son reservas naturales ubicadas en diferentes municipios del país, donde se puede observar el avistamiento de estos insectos luminosos, el cual sucede entre los meses de junio, julio y las primeras semanas de agosto.

Durante el día, los escarabajos con luz viven debajo del suelo a unos 10 o 15 centímetros de profundidad, se alimentan de lombrices de tierra. Durante las noches, el espectáculo de luminiscencia es el resultado de una reacción química y parte del proceso de apareamiento.

En el cortejo, los machos vuelan y emiten destellos sincronizados en busca de las hembras que no vuelan; sin embargo, también emiten bioluminiscentes para ser identificadas.

En Tlaxcala existen 26 centros ecoturísticos y de avistamiento de luciérnagas avalados por la Secretaría de Turismo. Estos se distribuyen en El Tinacal Las Maravillas y El Rancho Las Maravillas. Entre ellos se encuentran Las 4E, Ojo de Agua, Buenavista, El Madroño, Santuario El Canto de la Luciérnaga, Bosques Vista Hermosa, Canto del Bosque, Xoletongo y muchas más. AQUÍ puedes consultar la información completa.

Puebla no se queda atrás,  también tiene opciones en municipios de la región centro y serrana para conocer más de estos peculiares animales. Recuerda siempre buscar guías certificados para guiarte a través de las reservas naturales y no invadir o causar daños a los ecosistemas, menos a los animales.

Recuerda que sólo se pueden avistar en época de lluvias, así que ve preparado con un impermeable y una buena charra para cubrirte del frío. Estas son algunas recomendaciones para asistir bien [email protected]

Santuario de la Luciérnaga Santa Rita Tlahuapan

Este santuario se encuentra muy cerca del municipio de San Martín Texmelucan. A partir de los meses de junio, julio y agosto, los visitantes pueden disfrutar de un gran espectáculo natural. Caminando por 13 senderos, ahí serán testigos de uno de los cortejos más fascinantes de la naturaleza; el apareamiento de las luciérnagas.

Además, ofrecen recorridos personalizados en los que podrás adquirir conocimientos, participar en dinámicas grupales, así como asistir a una plática sobre el cuidado de los ecosistemas y de la biósfera mexicana.

Valle de Texmelucan

Entre el 15 de junio y el 15 de agosto, el valle de Texmelucan habilitará una nueva ruta de luciérnagas, que se podrá apreciar los fines de semana, principalmente. Tiene duración de una hora y en varios puntos de la zona los visitantes pueden montar a caballo, hacer caminata o ver campos de lavanda en lo que llega el anochecer.

Santuario de las Luciérnagas Canto del Bosque

Del 17 de junio al 14 de agosto este santuario abre sus puertas para admirar la belleza de los insectos luminosos. Aquí podrás acampar en familia o en pareja, rentar una cabaña, dormir bajo las estrellas haciendo “glamping” y hacer recorridos nocturnos. Anualmente “Canto del Bosque” se ilumina con millones de bellas luciérnagas. Este santuario se encuentra ubicado en avenida Juárez # 113 Centro de Nanacamilpa, Tlaxcala.

Santuario de las Luciérnagas Piedra Canteada

El lugar está reconocido como un “bosque mágico” por el avistamiento de luciérnagas en verano. Se dice que es considerado uno de los Santuarios de las Luciérnagas más bellos del país. “Piedra Canteada” se encuentra ubicada en Camino a Atzompa s/n, San Felipe Hidalgo, Tlaxcala.

Avistamiento de luciérnagas en lancha de remo en Tlatlauquitepec

El Pueblo Mágico de Tlatlauquitepec cuenta con el “Festival de las Luciérnagas”, para cuidar y preservar el entorno natural donde habitan estos pequeños escarabajos con luz. A diferencia de los otros, los paseos se realizan en lancha de junio a septiembre, en la famosa presa La Soledad, y en medio del frondoso bosque de la Sierra Nororiental de Puebla. La lejanía de esta comunidad te conectará con la naturaleza y te alejará del ajetreo de la ciudad incluso. Incluso las autoridades mencionan que no hay señal telefónica para poder disfrutar sin distracciones.