¡Comparte!

El quebranto a las arcas poblanas crece; son más de 685 millones de pesos que Teresa Castro Corro “perdió” como titular de la Secretaría de Planeación y Finanzas de Puebla. 

La mañana de este 1 de junio la funcionaria se presentó ante el Pleno del Congreso de Puebla. El Congreso local citó a la funcionaria para esclarecer el “boquete” financiero que provocó durante la administración de Miguel Barbosa Huerta. 

Además reveló que el fallecido mandatario ordenó “inversiones de alto riesgo”. Así como lo que ocurrió con Accendo Banco hubo otra inversión riesgosa en la empresa Fóndika. 

Con un retardo de aproximadamente 30 minutos inició de forma atropellada la sesión. En el patio del Poder Legislativo, Carlos Evangelista aseguró que se cambió de último minuto a la diputada que cuestionaría a la funcionaria.  

 Una semana antes, el diputado morenista anunció que sería la diputada Angélica Cervantes la encargada de realizar las preguntas a la funcionaria estatal. 

Sin embargo, de último minuto Morena determinó que Karla Martínez Gallegos haría los cuestionamientos. Esto ocasionó molestia entre los diputados lopezobradoristas. 

Teresa Castro se justifica, inversiones eran legales 

La funcionaria estatal inició su comparecencia asegurando que no fue ilegal la inversión realizada en Banco Accendo con recursos públicos.  

Además de que la institución contaba, hasta ese momento, con el apoyo de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. 

Aclaró que los recursos utilizados en las 14 transacciones realizadas con la institución financiera nunca pusieron en riesgo el patrimonio de los poblanos. Aseguró que se trató de fondos de libre disposición. 

Teresa Castro Coro dijo que los rendimientos generados por Banco Accendo, serían utilizados para hacer frente a la deuda que se adquirió con el SAT. Esta consistió en más de dos mil millones de pesos durante los gobiernos morenovallistas. 

No hay quebranto, hoyo financiero, boquete, acto de corrupción, banco patito, mala fe, recomendaciones de terceros, no hay nada de ello”. 

E incluso tachó a los medios de comunicación de ser “parciales” y obedecer “intereses oscuros”. Esto después de que se exhibió que el gobierno invirtió tres mil 6 millones 127 mil 503 pesos en un banco de poco prestigio. 

“No hay quebranto, hoyo financiero, boquete, acto de corrupción” asegura Castro Corro.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Teresa Castro Corro, titular de Finanzas en Puebla, señaló que no existe certeza en que se pueda recuperar la totalidad de los recursos públicos invertidos. 

Diputados evidenciaron un mayor desfalco 

Jaime Natale, Carlos Navarro y Karla Martínez sin pena ni gloria, fueron los primeros en iniciar con los cuestionamientos en contra de la secretaria de Finanza de Puebla, Teresa Castro Corro. La funcionaria contestó medianamente bien a cada una de las preguntas. 

Mónica Silva del PT, Eduardo Alcántara del PAN, Silvia Tanús del PRI, fueron las más incisivas con las preguntas. Al grado de hacer dudar a la secretaría en sus respuestas. La funcionaria estatal titubeó y exhibió que el “boquete financiero” era superior.   

El panista evidenció que Puebla perdió 81 millones de pesos al contratar a la empresa Intecproof para hacerse cargo de la emisión de “fotomultas”. 

Ante esto, la secretaria admitió que hubo una pérdida, al recaudar 613 millones de pesos, mientras que el contrato costó 694 millones. Lo justificó con que las fotomultas no son un método recaudatorio, sino preventivo. 

Eduardo Alcántara amenazó que la funcionaria podría ser denunciada penalmente por el delito de falsedad de declaraciones. Por lo que la reconvino a conducirse con la verdad. 

Por tanto, entre lo perdido en el contrato de fotomultas, más lo pendiente por cobrar de Banco Accendo, suman 685 millones 996 mil 131 pesos. 

Barbosa ordenó inversiones de “alto riesgo” 

Teresa Castro Corro refirió que fue el ejecutivo, en manos de Miguel Barbosa Huerta, quien ordenó las inversiones de “alto riesgo”. 

Esto después de señalar que Finanzas no solo ejecutó inversiones en una institución de alto riesgo; sino que al menos fueron dos. 

Tal es el caso de Fóndika, Distribuidora de Fondos de Inversión. Esta empresa administró más de tres mil millones de pesos. El dinero provenía de las pensiones de los asegurados del ISSSTEP.  

La diputada Silvia Tanús, no sólo refirió que fue una inversión riesgosa; sino que Fóndika carecía del capital necesario para pagar. A tal grado de que entregó el remanente en ocho pagos de 600 millones de pesos. 

Castro Corro señaló que, de todos estos movimientos tenía conocimiento la Auditoria Superior del Estado y la Secretaría de la Función Pública (SFP).  

Te puede interesar:

Hot Sale Estrella Roja