¡Comparte!

El penal de Ciudad Serdán es el que más número de bebés de madres reclusas alberga en todo el estado de Puebla. Detrás de él se encuentra el Cereso de Cholula y Huauchinango.

De acuerdo con la información compartida por la Subsecretaría de Centros Penitenciarios, al 31 de diciembre del 2022, en Puebla había 13 menores de edad viviendo con sus madres en las cárceles.

Los antes mencionados se distribuyen en tres Ceresos: el de Ciudad Serdán, el de Cholula y el de Huauchinango. No obstante, el primero es el que más madres reclusas alberga.

El penal de Serdán cuenta con siete madres reclusas de 22, 24, 25, 27, 30 y 38 años. La más pequeña de las bebés tiene dos meses de nacida y el más grande, dos años y tres meses.

En cuanto a las edades de los otros bebés de madres reclusas, van desde un año, nueve meses y ocho meses. Además, el reclusorio de Ciudad Serdán alberga a las mamás más jóvenes.

Le sigue el Centro Penitenciario de Cholula, que tiene cinco bebés con edades de dos meses de nacido, cuatro meses, cinco meses, siete meses y un año.

En cuanto a la edad de las madres, la más chica tiene 27 años y la más grande 38. Finalmente, el Centro Penitenciario de Huauchinango solo cuenta con una madre con una bebé de dos años.

La vida de estos bebés, así como la de las madres reclusas no es sencilla. De acuerdo con la Ley de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Puebla, los menores solo pueden permanecer hasta los tres años en compañía de su mamá.

Autoridades reportan que todos los menores que viven con sus madres en penales de Puebla, reciben las condiciones necesarias para su estabilidad. Desde alimentación hasta atención médica.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Condiciones de vida de madres reclusas y sus bebés

Los bebés de madres reclusas en Puebla cuentan con una ludoteca dentro de cada penal, además de que son atendidos por pediatras y médicos cuando lo requieren.

La Comisión de Derechos Humanos se enfoca en la revisión de condiciones en las que viven las personas privadas de su libertad. Incluyendo a los menores que están en compañía de sus madres.

Al cumplir los tres años, los niños son entregados a los familiares o al esposo de la madre reclusa. Cabe mencionar que, asociaciones civiles también brindan apoyo y protección a las madres reclusas y los bebés dentro de cada centro penitenciario.

No obstante, en 2021 se dio a conocer que las autoridades estatales cerraron las puertas a la organización civil Grupo Pro Niñez A.C.

Te puede interesar:

Hot Sale Estrella Roja