¡Comparte!

Uno de los programas estrella del exgobernador, Tony Gali, “Túneles de Puebla”, son un fraude. Se trata de drenaje que fue convertido en túnel por privados para hacer negocio.

Particulares convirtieron en túneles los drenajes de los Lavaderos de Almoloya, reveló el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, cometiendo un fraude.

El mandatario anunció que presentarán un proyecto al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para realizar las reparaciones, pues ante la inestabilidad en la zona, existe el riesgo de un colapso.

En conferencia de prensa, el gobernador reiteró los abusos que hubo en los Lavaderos de Almoloya, cuando fueron privatizados por hoteles como Azul Talavera, hoy Banyan Tree, pues ejecutaron obras irregulares, que afectaron el patrimonio histórico y cultural de Puebla.

El supervisor del Centro del INAH en la entidad, Enrique Gómez Osorio, informó que realizó un dictamen sobre los daños. Detectó que los privados realizaron trabajos de excavación que provocaron la pérdida de material.

Indicó que hay procesos de saturación y escurrimientos que generan inestabilidad. Debido a que se perdió la tierra de la bóveda de canalización y el piso, por el escurrimiento de agua.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Esto causó que se generara un sistema doble capa en la que no existe conexión. El riesgo de colapso es mayor ante el paso de los automóviles que provocan vibraciones.

Alberto Miranda, el arquitecto que elaborará el proyecto de reparación por parte del gobierno estatal, dijo que su equipo de trabajo ha comenzado a atender las medidas de seguridad.

Explicó que hay muros en los supuestos drenajes de los Lavaderos de Almoloya que tienen material desprendido. Consideró que se escarbaron hacia abajo y se pusieron recubrimientos ligeros que no resistirán por mucho tiempo.

A su vez, Igor Ferrer Acuña, director de Bienes Muebles e Inmuebles, evidenció que entre otras irregularidades, se ubicó la construcción de una capilla sin autorización, donde originalmente había una cisterna, misma que de manera natural filtra agua por los escalones y muros.

Se colocó corriente eléctrica en la capilla y a lo largo del paso del drenaje que ahora es un túnel, lo que genera un peligro para los visitantes por la alta tensión.

Túneles de Puebla serán cerrados para revisar su estabilidad estructural y evitar posibles daños.

Te puede interesar: Lanzan convocatoria para buscar a poblanos que narren historia Del Paseo de San Francisco

Hot Sale Estrella Roja