¡Comparte!

Por varios años, distintos gobiernos de Puebla han prometido rescatar el Río Atoyac como modelo de desarrollo en sus administraciones. Sin embargo, hasta este 2022, ninguna acción ha dado mayores resultados.

En las últimas administraciones, de al menos de cinco años a la fecha, se han invertido miles de millones de pesos para la atención de este río. Además de elaboración de proyectos y firmas de convenios, pero sin resultados que delimiten los logros o retrocesos que se tienen en esta materia. 

De todos los gobiernos de Puebla, la administración de Rafael Moreno Valle es la que más dinero gastó en el presunto rescate del Río Atoyac. Se invirtieron más de mil 600 millones de pesos sin futuro. Ya que como lo ha asegurado el actual gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, han sido inversiones simuladas o disfrazadas por actos de corrupción

Cinco administraciones han buscado el rescate del Río Atoyac  

Desde la administración del exgobernador Manuel Bartlett Díaz en 1993 se anunció por primera vez el rescate del Río Atoyac. Se tenía contemplada una inversión para crear un análisis de las descargas en San Martín Texmelucan, sin embargo, esta falló.  

Posteriormente, en la administración de Melquiades Morales en 1999, se creó el corredor industrial Morelos. Para que las industrias de aquel municipio tuvieran plantas tratadoras de agua y nueva infraestructura hídrica, pero tampoco funcionó.  

En 2005, el exgobernador Mario Marín Torres destinó 5 mil millones de pesos para el proyecto “La Carta de la Tierra”, entre otros. En tanto, fue en 2008 que se reportaron inversiones por 559 millones 160 mil pesos para el saneamiento de la cuenca del Atoyac. Todo esto en proyectos de agua potable, alcantarillado y colectores.  

Además, proyectos para plantas de tratamiento, drenaje pluvial y la realización de estudios y otras acciones en los municipios donde atraviesa el afluente. 

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Las fallidas acciones del morenovallismo 

En 2011, la administración de Rafael Moreno Valle, uno de los gobiernos de Puebla que más destinó recursos para el Río Atoyac. Señaló que en su primer año se erogaron 383 millones 713 mil pesos. Específicamente para proyectos de redes de agua potable, alcantarillado, construcción de colectores pluviales, humedales y una planta tratadora de agua en Huejotzingo.  

En su segundo año, las inversiones fueron mayores a los 235 millones de pesos, a través de diferentes acciones. Sin embargo, todos enfocadas a las anteriores mencionadas.  

Por tercer año, se alcanzó una cifra de 220 millones 491 mil pesos en las mismas acciones de saneamiento y red de agua potable. Además de la puesta en marcha y estabilización de plantas de tratamiento de agua.   

Al final de la administración, en 2016 se destacó que Moreno Valle invirtió 268 millones 264 mil pesos para el mantenimiento y reparación de la red de monitoreo de la calidad del agua, y de nueva cuenta, en acciones de agua potable, alcantarillado y alcantarillado pluvial. 

En cuanto al exmandatario, Antonio Gali Fayad, se invirtieron 233 millones 738 mil pesos para el rescate del Río Atoyac.  

Esto fue destinado a acciones de rescate como sistemas de captación de descargas a cielo abierto para tratar las aguas, el monitoreo de contaminantes en las aguas residuales y la adquisición de “barquitos” para la presa de Valsequillo. Estos últimos supuestamente también ayudarían al saneamiento del Atoyac, lo cual no funcionó.  

Miguel Barbosa y Pacheco Pulido, gobiernos que no destacan acciones a favor  

Aunque fue una administración corta, el gobernador interino Guillermo Pacheco Pulido en 2019 señaló en su informe de gobierno que realizó la construcción de colectores y subcolectores en los tramos San Martín-Xalmimilulco. Además de plantas de tratamiento de aguas residuales. 

Finalmente, la actual administración de Miguel Barbosa Huerta firmó en 2020 un convenio con el gobierno de Tlaxcala, para trabajar en el saneamiento del Río Atoyac. Esto para mitigar el impacto de las descargas.  

Además de que se ha instalado un programa de asesoramiento para reducir la contaminación del afluente a través de la clausura de empresas que realizan descargas contaminantes.  

Pese a todas estas acciones e inversiones, ninguno de los gobiernos de Puebla ha logrado resultados importantes en el saneamiento del Río Atoyac.  

Recientemente, el gobernador, Miguel Barbosa Huerta anunció que, a través de la Secretaría de Medio Ambiente, se realizó la clausura de cuatro empresas por descargas contaminantes al Río Atoyac. 

Señaló que serán provisionales mientras realizan una planta de tratamiento en cada empresa. Pues destacó que no se trata de afectar su funcionamiento ni de sacarlos del estado de Puebla, sino de que sus funciones sean de acuerdo a los términos de ley. 

CENTRAL publicó desde el 2016, que la contaminación del río Atoyac, sobre todo por desechos industriales, afectaba a más de 2 millones 300 mil pobladores de 22 municipio del estado de Puebla; lo que significaba el 40% del total de la población en esta entidad. 

Te puede interesar:

Etiquetas: