¡Comparte!

Los salones del Congreso de Puebla no tienen la magnificencia, solemnidad ni los elogiosos aplausos de cada año. El silencio es el principal asistente al último Informe de Gobierno de Miguel Barbosa Huerta, a tres días de su fallecimiento.

La entrega de la glosa no debía ser en la noche del jueves 15 de diciembre, sino un día antes, fecha en la que se programó el desfile de funcionarios. Sin embargo, en ese miércoles, en lugar de los carteles del cuarto informe, rosas blancas acompañaron al féretro del mandatario en el espacio donde sonriente, daría la glosa de sus actividades.

La entrega del pesado libro que resume las principales labores del Ejecutivo ingresa al Congreso sin ceremonia. De la mano de la secretaria de Planeación y Finanzas, María Teresa Castro Corro, uno de los perfiles más cercanos a Miguel Barbosa. Ingresa con paso acelerado, directamente hacia el Pleno.

En el magno salón, apenas hay cuadro de los 41 diputados que, año con año, no faltaban a la cita obligada. Solo se ve al nuevo presidente del Poder Legislativo, Eduardo Castillo López. El presidente de la Mesa Directiva, Néstor Camarillo Medina; y las diputadas, Isabel Merlo Talavera y Ruth Zárate Domínguez, esta última en tenis.

Estos cuatro centinelas reciben de pie a la secretaria de Finanzas. Ante las curules vacías, en un silencio implacable, su voz da punto final a un proceso, a un gobierno al que aún le quedaban dos años y toneladas de vigor, cuyos engranajes comienzan a caer.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

“Es el informe con el cual concluye la administración del gobernador Miguel Barbosa. Un honor encabezar esta entrega y agradezco a todos y cada uno todos estos años compartidos. Aquí cerramos un ciclo y muchas gracias por este apoyo”, dice antes de la foto oficial, antes de concluir el encuentro que apenas duró cinco minutos.

El solitario último Informe de Gobierno de Miguel Barbosa
El solitario último Informe de Gobierno de Miguel Barbosa Creditos: Especial

María Teresa Corro huye del Congreso

Lo único que María Teresa Castro probablemente quiere, es salir de ahí. Fuera del Pleno del Congreso de Puebla, pugna por avanzar entre los reporteros que intentan exprimirle detalles sobre el último Informe de Gobierno de Miguel Barbosa.

“Gracias, gracias”, insiste a su lado la directora de Comunicación, Verónica Vélez Macuil, como lanzando un conjuro para abrirle paso.

La secretaria rechaza hablar, en un momento donde en redes sociales han comenzado a gritar su posible salida de la administración. Esto tras la llegada de Sergio Salomón Céspedes como gobernador sustituto. Quien fue designado durante la madrugada del miércoles, y ya ha convocado para el viernes a una rueda de prensa donde se prevén cambios en el gabinete.

María Teresa Corro acelera más su paso, cuando alguien, de entre la marea de celulares y cámaras, le pregunta sobre su permanencia en la administración estatal.

En lugar de responder, sale por la puerta del Congreso de Puebla que sostiene el moño negro colocado la misma tarde del martes en que se supo la muerte del gobernador de izquierda, Miguel Barbosa Huerta.

Te puede interesar:

BONOBUS