¡Comparte!

Bajo un ambiente tenso e incierto, es como viven sexoservidoras del Centro Histórico de Puebla, ante los operativos por parte de elementos de seguridad. 

Diana, una de las trabajadoras de la zona, relató para CENTRAL que lejos de sentirse seguras por la presencia de policías, temen su arribo a los hoteles que las resguardan. Ya que una vez que estos ingresan, son tratadas como delincuentes o asesinas, exigiendo la presencia del dueño del lugar. 

Siempre estamos con el miedo pensando a qué hora llegarán, ¿a las doce? ¿a la una? ¿a las dos?, trabajamos con miedo porque no sabemos en qué momento nos van a llegar y van a entrar. Llegan como si fuéramos asesinas”. 

Compartió que desde que laboran al interior de inmuebles del primer cuadro de la ciudad, se sienten más protegidas. Pues entre todas se auxilian en caso de que intenten sobrepasarse con alguna. 

Sin embargo, después de los operativos, los hoteles, -sus lugares seguros-, son cerrados por las autoridades.  

Lo que las orilla a tener que regresar a las calles para continuar con su principal fuente de empleo, pero también a exponerse al peligro. En esta situación, tienen que buscar otro hotel, donde tal vez no sean asistidas ante clientes agresivos. 

Diana está consciente de que los operativos tienen el objetivo de rescatar a menores que trabajan como sexoservidoras contra su voluntad en el Centro de Puebla.  

No obstante, aseguró que todas las chicas, sus compañeras, tienen la mayoría de edad y son libres de ejercer la prostitución. Ya que cada una puede llegar e irse a la hora que considere de alguno de los hoteles disponibles. 

Rechazan que haya menores de edad trabajando como sexoservidoras en el Centro 

Diana comentó que todas las mujeres que trabajan como sexoservidoras al interior de hoteles en el Centro de Puebla, cuentan con credencial de elector y documentos.  

Mismos que les son pedidos por las autoridades durante las revisiones, mientras les realizan preguntas. 

Pese a esto, denunció que los policías llegan y con suma violencia irrumpen en las habitaciones. Por un lado, avientan e hincan a los clientes, y por otro, sacan a las sexoservidoras sin permitirles tomar sus pertenencias. 

Apenas que llegaron me platicaron las compañeras que las trataron mal diciendo que hay menores de edad cuando no es cierto. Casi siempre llegan y si hay clientes los avientan brutalmente a la pared. (A ellas) las sacaron y se las llevaron, así como estaban vestidas, no les dio tiempo de nada”. 

Abusos de autoridad durante operativos en hoteles del centro serían por inasistencia de DDHH 

Tras señalar que durante los operativos en hoteles del centro existen abusos de autoridad, Diana precisó que ya no acude personal de Derechos Humanos. 

En años anteriores, comentó que al arribo de los policías también llegaba gente para evitar que vulneraran los derechos de las sexoservidoras del Centro de Puebla. Pero actualmente no hay quien las acompañe. 

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Situación que propicia las vejaciones contra el sector, entre ellas el uso de cámaras y con estas de material gráfico. Que más adelante podría difundirse y llegar a la vista de sus familiares. 

Pensamos, pues nos va a ver nuestra familia, mi papá, mi mamá, entonces ese es el miedo que nos da a nosotras, porque dices “si nadie sabe, pues aquí se van a enterar”, ¿cuál es la protección entonces? al contrario, nos están exhibiendo”. 

Luego de esta declaración, Diana insistió que los operativos no funcionan y resultan contraproducentes.  

Y es que podrían salir expuestas, agredidas y hasta con pérdidas económicas, al tener que pagar por su libertad para evitar pasar 72 horas arrestadas. Para evitar dejar desprotegidos a sus hijos en las siguientes horas. 

Asimismo, acusó que en la 14 Poniente, existe el cobro por derecho de piso. Y a algunas de sus compañeras les exigen cuotas diarias de 50 y hasta 100 pesos por “dejarlas trabajar”. 

Operativos en hoteles del Centro Histórico de Puebla también afecta a terceros 

Además de afectar a las sexoservidoras, los operativos que realizan las autoridades en hoteles del Centro Histórico de Puebla también dañan a otro sector: hombres y mujeres que se dedican a limpiar o a cobrar por la renta de las habitaciones. 

Diana indicó que los policías buscan a los dueños de cada establecimiento, pero al no encontrarlos se llevan a los que dan mantenimiento. 

En este punto de la conversación, recordó que hace dos años detuvieron a la encargada de labores de limpieza en un hotel y la golpearon. Además, la acusaron de vender sustancias ilícitas pues al momento de presentarla “le apareció” marihuana y cocaína. 

En la 14 Poniente hicieron un operativo y la chica que nos atendía con la limpieza la trataron tan mal, la golpearon. En ningún lugar de estos se venden drogas, ya no quieren trabajar porque les da miedo”. 

Te puede interesar:

Cholula TAPO
Claudia Hernández

Claudia Hernández

Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la BUAP. Reportera desde 2019 en fuentes de Educación, Cultura, Movimientos Sociales, Religión e Iniciativa Privada en medios de la capital poblana.