¡Comparte!

La diputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Laura Zapata Martínez, presentó una iniciativa para considerar la violencia espejo como una nueva modalidad de agresión contra mujeres en Puebla.

La violencia espejo consiste en toda acción cometida por una mujer para agredir a otra. También, se busca que el trato de policías y funcionarias públicas hacia otras poblanas sea solidario, sin ningún tipo de afección.

En el dictamen, la legisladora destacó la importancia de diferenciar las distintas modalidades de agresión que se ejerce contra las mujeres, las cuales, van desde lo físico, sexual y hasta lo psicológico, que ocurren en distintos aspectos de la vida, como el laboral y familiar.

Esto, en una situación donde la violencia contra mujeres en Puebla es un asunto cotidiano, por lo que es necesario rescatar la “utopía” donde son solidarias con sus pares, siendo uno de los pilares del feminismo.

Parece ser que en la sociedad se tiene la falsa creencia de que, como si fuera una utopía, todas las mujeres nos apoyamos y no nos agredimos, cuando la realidad es otra. Y justamente por eso, es por lo que debemos legislar”

Sororidad

Se planteó una modificación al Código Penal estatal, para agregar el artículo 23 Sexties a la Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, donde se establece a la violencia espejo como una modalidad de agresión, definiéndola como:

Todo hecho o acto tendiente a menoscabar la dignidad humana de una o más mujeres en cualquier forma, generado por otra u otras mujeres, basado en la falta de sororidad”.

Se incluye el término de sororidad en distintos artículos, el cual, se entiende como la “relación de solidaridad y apoyo entre las mujeres”. Esta adecuación otorga una base legal para modificar el artículo 35 y agregar que las funcionarias públicas deben tratar de dicha forma a otras poblanas.

También, que otros organismos como la Fiscalía General del estado (FGE) y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) implementen cursos de solidaridad entre sus trabajadoras, lo cual, facilitaría que las víctimas reciban el apoyo que merecen.

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Igualdad de Género para su primera revisión.

Te puede interesar: Testimonios del 8M en Puebla: mujeres cuentan por qué marchan

Etiquetas: