¡Comparte!

Luego de sentirse triunfadores por frenar la Reforma Eléctrica del presidente, el PRI en Puebla dio el banderazo de salida rumbo a la contienda electoral del 2024, y en una rueda de prensa, reunió a sus cuadros que buscarán contender por la candidatura a la alcaldía de la capital.

En la rueda de prensa, que sucedió en la sede municipal del partido, estuvo el dirigente, Néstor Camarillo, el primero en destaparse, la diputada federal, Blanca Alcalá y Lázaro Jiménez Aquino y Estefan Chidiac, quienes en entrevista no descartaron buscar la candidatura a la presidencia municipal de Puebla.

Esto, toda vez que, como coalición, existe la oportunidad de que el Partido Acción Nacional (PAN) abandere la candidatura a la gubernatura, quedándose el PRI con Puebla capital en 2024.

  • Néstor Camarillo, Estefan Chidiac y Lázaro Jiménez han reconocido su interés de ser candidatos del PRI en Puebla para 2024, encabezando la coalición opositora.

El destape de Lázaro Jiménez en el banderazo

En un evento donde festejaron el veto a la Reforma Eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador, Lázaro Jiménez reconoció su interés de pelear alguna postulación, aunque por el momento está enfocado en su actividad en San Lázaro.

Los resultados son los que hablarán, y la ciudadanía es la que en su momento determinará qué futuro tiene Lázaro Jiménez. Como todo político, tenemos interés en participar, pero simplemente en este momento estamos metidos en la Cámara de Diputados, y que sean los resultados y la ciudadanía la que cultive mi futuro político”.

Lázaro Jiménez es el priísta poblano que más respaldo tiene del dirigente nacional, Alejandro Moreno Cárdenas, ya que ambos fraguaron su trayectoria política en Campeche, entidad que “Alito” gobernó en 2019.

Posteriormente, Lázaro Jiménez ingresó al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) como subsecretario, convirtiéndose en presidente del Instituto Jesús Reyes Heroles, la escuela de formación política del PRI, antes de convertirse en diputado federal.

Las aspiraciones de Chidiac

En el mismo evento, pero en entrevista distinta, Estefan Chidiac dijo que tanto él como otros priístas pueden aspirar a un puesto, aseverando que no se trata de ceder candidaturas sino de elegir al más apto.

Yo no le cedería mi candidatura a nadie, porque esto no es personal, esto no es de ceder, esto es un asunto de estado, y quien esté en mejores condiciones y los acuerdos se den, sucederá. Nadie es dueño de una candidatura (…), es un asunto que se decide en conjunto”.

Estefan Chidiac es un perfil con una amplia trayectoria dentro del PRI. Además, ha respaldado las iniciativas del gobernador Miguel Barbosa Huerta y ejercido como legislador federal, sumado a que fue secretario de Finanzas estatal en el interinato de Guillermo Pacheco Pulido, en 2019.

En cambio, la diputada federal Blanca Alcalá Ruíz no ha manifestado abiertamente algún interés por la alcaldía de Puebla. Sin embargo, mantiene presencia en el Ayuntamiento, al ser amiga de Eduardo Rivera Pérez, toda vez que su hija es Karina Romero Alcalá, secretaria de Igualdad Sustantiva de Género.

Además, es la única priísta que cuenta con experiencia al frente del Ayuntamiento de Puebla, ya que fue la última edil de su partido que tomó las riendas, del 2008 al 2011.

Néstor ya había levantado la mano

El dirigente estatal del PRI en Puebla, Néstor Camarillo, fue uno de los primeros que mostró su interés por la presidencia municipal de Puebla u otro cargo popular para 2024, incluida la gubernatura.

En entrevista a CENTRAL, el pasado 3 de marzo declaró que el tricolor tiene perfiles para contender en todos los cargos, por lo que “desde ahorita tenemos que ir visualizando ese enroque político que debemos darnos todos, para poder ganar”.

Yo creo que, de querer, todos queremos, no solamente presidente, presidente de la República, gobernador, senador. Todos tenemos aspiraciones, también sería mentir decir que no tenemos aspiraciones, pero primero vamos a partir de fortalecer al partido”.

No obstante, precisó que lo haría “sin poner el pie a la coalición” y afectar las negociaciones, pues deberán definir con el PAN y PRD si se dividirán las candidaturas por número de votos o por otros acuerdos políticos. “Todo puede suceder”.

Néstor Camarillo también figura como un perfil con posibilidades, al apoyar la administración de Miguel Barbosa y Lalo Rivera, toda vez que es quien encabeza las negociaciones con sus compañeros de oposición.

Etiquetas: