¡Comparte!

Pese a los desviós de recursos e irregularidades en el manejo del erario, la LVIII y LIX Legislatura del Congreso de Puebla con mayoría aplastante, aprobaron las cuentas públicas de los exgobernadores Rafael Moreno Valle y Tony Gali Fayad, sin observaciones de corrupción. Hoy, sobre ambos se ciernen investigaciones por el uso de empresas fantasma y desvíos de recursos, en sus respectivas administraciones.

Este lunes 8 de agosto, el gobernador Miguel Barbosa Huerta manifestó en rueda de prensa que continúan las indagatorias que anunció al inicio de su administración, por “millonarios desfalcos fiscales”. Y es que el portal MTP Noticias dio a conocer el desfalco de ambas administraciones a las arcas gubernamentales con el uso de más de 30 empresas factureras.

De esa forma, anunció que pronto presentará un informe sobre los presuntos actos de corrupción de Moreno Valle y Tony Gali. Y aunque sobre el primero ya no puede pesar la ley, en el caso del segundo sí se pueden ejercer acciones penales.

PAN le echa la bolita al Congreso del Estado

La dirigente estatal del PAN, Augusta Diaz de Rivera, dijo que el primer respondiente de las cuentas públicas es el Congreso de Puebla, por lo que los diputados de la LVIII y LIX Legislatura tuvieron “la última palabra” en advertir actos de corrupción.

Sin embargo, las cuentas públicas de los seis años de Moreno Valle y el año y medio de Tony Gali, fueron aprobadas sin que la Comisión Inspectora del Congreso ni el Pleno, advirtieran alguna irregularidad. Todas fueron avaladas sin oposición alguna.

Fue así, cuando ambas legislaturas tenían una mayoría panista, conformada por el albiazul y por partidos cercanos, como Nueva Alianza y Compromiso por Puebla. Algunos de los que solaparon las cuentas públicas sin advertir actos de corrupción, hoy se encuentran en Morena o se mantienen como legisladores o funcionarios panistas.

¿Quiénes apoyaron las cuentas de Moreno Valle?

La LVIII Legislatura fue la primera que respaldó a Moreno Valle cuando se hizo gobernador de Puebla, durante el periodo 2011-2014. De los 41 diputados, 16 pertenecieron al PAN. Este grupo hegemónico alcanzó la mayoría, con los tres legisladores de Nueva Alianza que formaron coalición con ellos.

En cambio, el PRI fue oposición con 16 representantes; el PVEM con tres, mientras que el PT, PRD y el entonces Convergencia, tuvieron uno, respectivamente.

En una primera instancia, fueron siete integrantes de la Comisión Inspectora de la Auditoría Superior del Estado, los que aprobaron las cuentas públicas de Moreno Valle, sin advertir irregularidades. Destaca quien entonces era presidente, el panista Jesús Zaldívar Benavides, actual dirigente municipal en la capital poblana. De igual forma, respaldaron Eric Cotoñeto Carmona, entonces perredista que ahora simpatiza con Morena y que orquestó el acarreo y la compra de votos del pasado 30 de julio, en la renovación del Consejo Estatal del partido guinda.

En el Pleno, votaron a favor Mario Riestra Piña, el legislador federal que en este momento aspira a ser candidato a la alcaldía de Puebla en 2024. También, Josefina Buxadé Castelán, Jorge Gómez Carranco, Myriam Galindo Petriz, Lucio Rangel Mendoza, Gregorio Pablo Jiménez Carrillo, Blas Jorge Garcilazo Alcántara, Alfredo de la Rosa Martínez, Juan Carlos Espina Von Roehrich, Ana María Jiménez Ortíz y Enrique Nacer Hernández.

A su vez, dos ex panistas ahora se mantienen en las filas de Morena. Denisse Ortiz Pérez, titular de la Unidad de Asistencia Social y Salud del IMSS estatal, así como Guillermo Aréchiga Santamaría, hoy preso por el uso de empresas fantasmas en la modernización fallida del transporte público de la entidad y Tony Gali Jr.

Una sola legislatura respalda a los dos gobernadores

En la LIX Legislatura, —que abarcó de 2014 a 2018—, tanto Moreno Valle como Tony Gali se vieron favorecidos con la aprobación de sus respectivas cuentas públicas: Moreno Valle, sobre los ejercicios 2013-2017, mientras que la revisión de Tony Gali fue sobre el año y medio que duró la minigobernatura, en 2017 y 2018.

Y es que, el PAN fue mayoría con 13 diputados, teniendo como comparsa a cinco de Compromiso por Puebla y a cuatro de Nueva Alianza, que respaldaban en las votaciones. En cambio, el PRI tuvo a seis legisladores; el PRD y PT a dos, respectivamente, mientras que el PVEM y MC tuvieron un representante cada uno.

Desde la Comisión Inspectora, fueron siete diputados los que en primera instancia, avalaron las cuentas de ambos mandatarios sin advertir irregularidades. De ellos, destaca José Germán Jiménez García, presidente de dicha órgano; Carlos Martínez Amador, actual dirigente del PRD, así como Mariano Hernández Reyes, coordinador del PT en Puebla. Ahora, ambos mantienen alianza con Morena.

A su vez, aprobó las cuentas Susana del Carmen Riestra Piña, la entonces representante de Nueva Alianza que actualmente es regidora del PAN en el Ayuntamiento de Puebla.

En el Pleno, los panistas que votaron a favor las cuentas públicas fueron Paty Leal; José Domingo Esquitín Lastiri, Maiella Gómez Maldonado, Corona Salazar Álvarez, José Gaudencio Víctor León Castañeda; Pablo Rodríguez Regordosa.

Te puede interesar: