¡Comparte!

Como una medida para disminuir los robos contra cuentahabientes en Puebla, la diputada de Morena, Daniela Mier Bañuelos presentó una iniciativa en el Congreso del Estado para que dicho delito quede tipificado con una pena de nueve meses a 12 años de prisión.

En el dictamen de la iniciativa, destacó que ha existido un incremento del 85% en los robos a cuentahabientes en lo que va de este año, con un promedio de 11 asaltos mensuales que representarían el doble de los casos registrados durante el 2021, según ha declarado el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Daniel Iván Cruz.

La diputada mencionó que pese a este aumento, las autoridades solo han detenido a cuatro involucrados, mientras que los policías municipales de la capital poblana solo han podido frustrar un asalto en una sucursal de HSBC, que ocurrió el 24 de marzo.

Puntualizó que una de las principales constantes es que las víctimas son asaltadas tras retirar grandes sumas de efectivo, siendo abordados en el estacionamiento o cerca de la institución bancaria, y solo los cajeros saben las cantidades que se retiran.

Ha provocado, la sospecha de que los delincuentes son informados previamente por empleados de las institución bancaria o financiera, pues la mayoría coincide con retirarse con grandes montos de dinero en efectivo y ser asaltados inmediatamente después”.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Proponen aumentar penas hasta en una mitad

Ante esa situación, Daniela Mier propuso reformar el artículo 380 del Código Penal Estatal, para definir como agravante el robo a cuentahabientes en Puebla, permitiendo que las distintas penas aumenten hasta en una mitad, cuando:

Siendo empleada o empleado de una institución bancaria o financiera se le demuestre de manera fehaciente su participación en la comisión de este delito”.

Actualmente, el artículo 374 establece una pena mínima de seis meses a dos años de prisión, cuando el valor de lo robado no exceda las 30 Unidades de Medida y Actualización (UMAS), es decir, los 2 mil 886 pesos. De ser así, por robo a cuentahabientes la mínima sería de nueve meses a tres años de cárcel.

En cambio, la máxima por hurto va de los tres a los ocho años, por lo que con la agravante mencionada quedaría de cuatro años y medio a 12 años, si el valor de lo sustraído sobrepasa las 300 UMAS, que equivalen a 28 mil 866 pesos.

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Procuración y Administración de Justicia para su primer análisis.

PÁGINA NEGRA registró qué en 15 asaltos a cuentahabientes de la capital poblana, los asaltantes lograron un total de 6 millones 882 mil pesos. Estos atracos representan solo la tercera parte de los 56 registrados en toda la entidad durante este año.

Te puede interesar: