¡Comparte!

De no alcanzar las dos terceras partes para aprobar su Reforma Eléctrica, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ya prepara su as bajo la manga: adelantó que la próxima semana enviará una iniciativa para cambiar la Ley Minera.

La modificación pretende que el litio sea sólo explotado por el Estado mexicano, de acuerdo con una publicación del periódico El Universal.

En un mensaje, arremetió contra quienes ha llamado a lo largo de su sexenio “conservadores de derecha y reaccionarios”, la oposición conformada sobre todo por el Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN).

Y de pasó utilizó el término “traición”, al anticipar que las bancadas tricolor y albiazul votarán en contra de la Reforma Eléctrica, a la cual han llamado Ley Bartlett.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Es importante que se conozca que ya nos protegimos. En caso de una traición, esto es trascendente para que haya tranquilidad, si hay una traición ya estamos protegidos.

Informo también para tranquilidad de los mexicanos, que si no alcanzamos las dos terceras de los votos para la reforma constitucional en materia eléctrica por el boicot de los legisladores entreguistas, conservadores de derecha, reaccionarios, enviaré de inmediato al día siguiente próximo una iniciativa al Congreso paras modificar la Ley Minera”.

Desde Palacio Nacional, el titular del Ejecutivo federal aseguró que el litio es un mineral estratégico para el desarrollo industrial y tecnológico del futuro, el cual está en la mira de gobiernos extranjeros y corporaciones trasnacionales.

Solo se requiere de la aprobación de la mayoría simple de diputados y senadores para establecer que el litio mineral estratégico en el desarrollo industrial y tecnológico futuro, ambicionado por las corporaciones y por gobierno extranjeros y me consta.

Solo podrá mediante esa reforma ser explotado por el Estado mexicano y quedará, así como por propiedad absoluta del pueblo y de la nación”.

Aplazan sesión de la Reforma Eléctrica para el domingo

El debate sobre la Reforma Eléctrica se aplazó hasta el próximo domingo, cuando ―según palabras de López Obrador― los legisladores tengan que definir si son defensores de las empresas particulares o representantes “del pueblo”.

La decisión de discutir esta modificación fue tomada por los legisladores de Acción Nacional como una táctica dilatoria, entre ellos Mario Riestra.

En virtud de que Morena sabe que mañana perdería la votación, ahora reprograman la sesión para el domingo. Aún con esas trampas que buscan desincentivar la asistencia y posibles bloqueos, serán derrotados”, escribió en su cuenta de Twitter.

Genoveva Huerta Villegas consideró que se trata de un esfuerzo de Morena y sus aliados para conseguir el consenso de última hora, calificando como “ridículo” que busquen el respaldo en las últimas horas cuando pudieron hacerlo meses antes.

Tarde o temprano votaremos y lo haremos en contra, porque si no escucharon a los expertos en el Parlamento Abierto, menos a la oposición”.

Legisladores del PRI y PRD habían arribado a San Lázaro el pasado lunes para pasar la noche y evitar que Morena les diera madruguete en la votación de la Reforma Eléctrica, pues planeó una manifestación en la Cámara de Diputados para impedir el paso de la oposición. Pero el partido lopezobradorista aplazó la sesión para el domingo.

Hot Sale Estrella Roja