¡Comparte!

Una balacera se desató en la autopista Puebla-Orizaba a la altura de Quecholac, donde elementos de la Guardia Nacional buscaban un tráiler con reporte de robo.

La balacera se registró la mañana de este domingo 10 de julio en la autopista Puebla-Orizaba. Agentes de la Guardia Nacional fueron puestos al tanto del robo a través de los números de emergencias.

El ladrón intentó escapar con la unidad y fue buscado por elementos de la Guardia Nacional. Cuando escapaba, el chófer de un torton de color rojo disminuyó su velocidad.

Esto provocó que el ladrón del tráiler tuviera que bajar su velocidad y al final detenerse para evitar un choque aparatoso contra el Torton.

Los agentes de la Guardia Nacional abrieron fuego y el individuo perseguido por el robo de un tráiler en la Puebla-Orizaba fue capturado entre las poblaciones de Francisco I. Madero y Palmarito Tochapan, en Quecholac.

Se registran detonaciones en la autopista Puebla-Orizaba.

La autopista Puebla-Orizaba, estratégica para el robo de trailers y mercancía

La autopista México-Puebla-Orizaba ha sido identificada por la Guardia Nacional como uno de los puntos con más robos a camiones de carga.

La Central de Abasto de Puebla capital, la de Huixcolotla y el tianguis de San Martín Texmelucan son tres de los puntos donde se lleva a cabo la venta de la mercancía robada a los transportistas en la autopista México-Puebla.

Usualmente ocurren en el tramo carretero que van desde el Estado de México, en Río Frío de Juárez, y Puebla, en los municipios de Tlaltenango, San Martín Texmelucan y Cuautlancingo.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Los productos y vehículos robados en estas zonas se dividen. Lo robado entre la zona limítrofe del Estado de México y Tlaltenango termina en Texmelucan, mientras que aquello que se roba en tramos de Cuautlancingo y la zona metropolitana suele ser revendido en la Central de Abasto.

A estos puntos de venta de mercancía robada se suman los realizados en otros como Huixcolotla y Ciudad Serdán, en estos casos la mercancía es comercializada en la central de abasto de Huixcolotla y en algunas ocasiones incluso llega con algunos abarroteros de Tehuacán.

Toda la carga robada por estas bandas delictivas usualmente es descargada con ayuda de cómplices de estos grupos y enviada por tramos y rutas fuera de las autopistas federales para burlar a la Guardia Nacional. Después es vendida y entregada en los puntos donde finalmente se comercializa.

Te puede interesar: