El diablo se desató en Puebla

Esta tarde noche el diablo se desató en Puebla. No fue el 24 de agosto como dicta la tradición católica, fue este lunes 29 con la caída de un árbol que lamentablemente le arrebató la vida a un niño.

No solo eso, en Tecamachalco la cosa se calentó, y es que un intento de linchamiento casi termina en una múltiple tragedia. Hasta donde nos quedamos, no ocurrió, pero sí hubo personas gravemente heridas.

Todas las muertes, todos los accidentes son trágicos, pero lo que hoy ocurrió en el Centro Histórico de Puebla, me confirma que nadie está preparado para los embates de la naturaleza.

Un niño murió aplastado por un enorme árbol de más de 5 metros. La fuerte lluvia acompañada de ráfagas de viento, derribaron el árbol que cayó justo en la caseta de periódico donde el pequeño y su mamá laboraban como todos los días.

Este lunes había sido el primer día de escuela de Santiago, estaba muy contento de haber entrado a la secundaria, pero sólo pudo disfrutar de una sola vez de sus compañeros, de su salón y ni siquiera tuvo oportunidad de conocer a todos sus maestros.

Algo similar ocurrió en 2009, cuando Blanca Alcalá era presidenta municipal de Puebla. Un domingo si mal no lo recuerdo de elecciones o plebiscitos, un árbol en mal estado, ya viejo cayó sobre una niña y perdió la vida.

En aquel momento hubo una gran indignación por parte de la gente, que le costó el cargo a un funcionario que había hecho caso omiso a los reportes del mal estado de dicho árbol.

En fin, lo que hoy ocurrió con Santiago es algo que deja un trago amargo, una impotencia como persona.

Y luego en Tecamachalco por la noche, unos sujetos intentaron robarse una camioneta, fueron sorprendidos por los vecinos quienes los golpearon. Dos ladrones pudieron escapar, pero uno quedó gravemente herido.

Fue trasladado al Hospital General del municipio hasta donde lo siguió la turba. Me queda claro también que alguien incitó al pueblo, eso siempre sucede, nunca falta un instigador. Luego el pueblo retuvo a una familiar del ladrón y pedía un cambio, la mujer por el tipo.

Hasta el cierre de esta columna, ambos estaban gravemente heridos y la gente no daba tregua.

Sí, el diablo anda cerca. Pobre Puebla y pobres de los poblanos, solo queremos paz.

Los amantes del poder

Yonadab Cabrera Cruz

Yonadab Cabrera Cruz

Inició como reportero en 2007 y ha cubierto temas políticos, de medio ambiente así como sociales. Cuenta con dos maestrías: la primera de ellas en Mercadotecnia y Publicidad y la segunda en Desarrollo...