Regular chapulines es inconstitucional 

Polémica o, digamos, mediática es la iniciativa que presentó la diputada federal del PAN por Puebla, Carolina Beauregard en la Cámara

Lo cierto es que no es factible, qué digo factible, es inconstitucional. 

Lo es por el simple hecho de que los diputados son representantes ciudadanos, no, como algunos creen, operadores partidistas. 

Llegan a sus cargos gracias y a través del voto del pueblo. Sí, usan a un partido, pero eso no es lo que debería preponderar. 

La iniciativa de la legisladora pretende impedir a los diputados a que, una vez que lleguen a sus cargos, cambien de grupo parlamentario. 

Beauregard argumenta que si lo hacen “rompen el equilibrio de fuerzas y traicionan a quienes votaron por ellos”. 

No diputada, no les dan la espalda a los ciudadanos. Ellos deben representar los intereses del pueblo y, aunque no nos gusten, es irrelevante desde qué partido político lo hagan. 

Que son incongruentes y hasta traicioneros, sí, pero la constitución respalda su derecho a pertenecer al partido político que quieran. 

Hay ya una jurisprudencia en la Corte, la 68/2008 y es del estado de Veracruz.

En ese entonces, algunos partidos políticos promovieron una acción de inconstitucionalidad en contra de reformas constitucionales y legales del Congreso Veracruzano que permiten, entre otras cosas, la conformación de grupos parlamentarios “mixtos”, con diputados de diferentes partidos.

Creyeron, como ahora nuestra diputada panista, que eso no debía hacerse y que los legisladores se debían a sus partidos. 

La Corte le dio la razón a la ley aprobada.

“Es importante tener presente que los diputados acceden al ejercicio del cargo, mediante la postulación de un partido político, como lo mandata el artículo 116 constitucional, y desde que da inicio la Legislatura correspondiente forman parte del Congreso en su totalidad, pero no para defender intereses de partido, sino como representantes de la voluntad popular, por lo que, los diputados son libres de no integrarse al grupo parlamentario del partido político que lo postulo, independizarse e incluso, agruparse con otros diputados que no tengan la misma afiliación partidista, pero que sí compartan un mismo ideal político y les permite la expresión de dicha ideología y, de ahí, ejercer la representatividad de los ciudadanos”. 

El proyecto se aprobó por unanimidad el 18 de agosto del 2011. Unanimidad porque no hay duda de lo que resaltan. 

Los diputados no están ahí para representar a un partido político ni se deben a él. A los únicos que se deben son a los electores que votaron por ellos. 

Así, la propuesta de Beauregard quedará solo en lo mediático, es inconstitucional y punto. 

Carolina Beauregard
Carolina Beauregard
maleta estrella roja
Viridiana Lozano Ortíz

Viridiana Lozano Ortíz

Estudió la licenciatura en Comunicación en la BUAP, es egresada de la maestría en Letras Iberoamericanas por la Universidad Iberoamericana Puebla. Actualmente estudia la maestría en Escritura Creativa...