¿Ante la puerta de una nueva oportunidad histórica o frente a una nueva cortina de humo?

El inicio de una nueva esperanza para un proceso de transformación para nuestro país ha comenzado la gran pregunta es si duda amigo lector si éste puede ser el inicio de esa conversión definitiva que tanto se ha prometido a lo largo de la historia y que sigue, hasta el momento, siendo un sueño.

El hecho de que sea una mujer la que probablemente ocupe la silla presidencial en el próximo periodo nos debe dejar muchas reflexiones y no distraernos, sin restar por supuesto relevancia a estos asuntos, que el gran triunfo de la democracia sea el hecho de que una mujer ocupe este puesto y citar este evento como el gran logro para nuestra política, ¡no debemos caer en ese enfoque!, porque sea hombre o mujer quien esté al frente del país tendrá los mismos problemas que resolver.

Hombre o mujer, los retos siguen siendo los mismos

Escuchaba parte de la campaña por motivo del informe presidencial el lema de “Primero los Pobres”, si bien no niego que haya una factura pendiente con este grupo y otros tantos que han sido marginados en nuestro país a lo largo de la historia, pienso que quien logre el triunfo en las próximas elecciones tiene el enorme reto de unir a nuestro país. No podemos continuar con una política que busca reparar el pasado, cuando se cita el lema “Primero los Pobres” es sin duda generar la misma historia para la inversa porque al final es lo mismo, nuevamente habrá grupos más beneficiados que otros.

Sea hombre o mujer, el reto es un lema que diga “Primero México” y eso significa que a todos nos debe ir bien, ese es el proyecto de Nación que en verdad debe regir y si en verdad se logra el mérito de quien lo logre nada tendrá que ver con el género sino por sus habilidades políticas y su verdadera vocación por servir al país.

Sea hombre o mujer el reto por la igualdad de género seguirá siendo una prioridad, no es una garantía que una mujer nos gobierne para que inmediatamente la situación en este tema sea lo contrario, tan sólo la evidencia de muchas mujeres gerentes que en sus empresas no han logrado erradicar la violencia de género porque la raíz de este asunto es un tema cultural no de una administración por ello nos ha costado tanto como país lograr un resultado en este asunto.

No es un tema de género la transformación que busca nuestro país

Debemos estar atentos a que conforme avance la contienda electoral y tengamos, tal y como el pronóstico nos lo indica, a dos mujeres contendiendo por la silla presidencial, que el discurso no sea simplemente que el triunfo como país en este proceso es sumarnos a la estadística de muchos países que tienen por primera vez a una mujer al frente de su Nación, sea hombre o mujer lo que importa es su proyecto y sus propuestas, eso es lo que debemos analizar, así que cuidado amigo lector con distracciones propagandísticas de que ese sea el gran triunfo para México, evitemos viralizar en esa dirección a la Opinión Pública y que el logro para nuestro país será el que una mujer nos gobierne porque al final los retos son los mismos y lo que importa es la experiencia y capacidad para resolverlos que nada tiene que ver con el género.

Continúa escuchando, viendo y leyendo más de mi contenido en @danielfajardomx (Facebook y Twitter), Daniel Fajardo Presenta (Spotify) y por supuesto en www.danielfajardo.mx y Derecho de Réplica.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

BONOBUS
Daniel Fajardo

Daniel Fajardo

Comunicólogo reconocido por el Ayuntamiento de Puebla como “Poblano distinguido”. Productor de contenidos para espacios de prensa, radio y medios digitales, los cuales utiliza para la difusión de...