Cupula

Posted inCúpula

Javier Arellano

Carrancá: el gran ausente en el debate sobre Facundo

El Fiscal Higuera Bernal afirmó que Facundo Rosas Rosas está bajo formal investigación ministerial. Se debe subrayar que desde hace años el poblano, originario de Tepexi de Rodríguez y ex Secretario de Seguridad Pública fue señalado como parte del equipo de Genaro García Luna.

En esta columna lo subrayamos en los días posteriores a su nombramiento en la entidad.

En semanas siguientes a su toma de protesta Moreno Valle sostuvo reuniones con los principales funcionarios del gabinete de Felipe Calderón y fue precisamente en la cita con García Luna donde le propusieron a Facundo para la Secretaría de Seguridad.

Hay que decirlo, en su momento Genaro consideró a Rosas un prospecto viable para la gubernatura de Puebla. 

Todo ese grupo de policías mafiosos tenía aspiraciones políticas.

El analista y articulista Alejandro Hope publicó una entrega en el diario ‘El Universal’ en la que preguntó “¿En qué momento se jodió Puebla?” y la respuesta la dimos precisamente aquí en Cúpula.

Puebla se fue al barranco cuando Víctor Carrancá Bourget y Rosas Rosas fueron nombrados procurador y titular de Seguridad Pública, respectivamente. En ese momento arrancó una componenda en la que ambos funcionarios fueron omisos y probablemente cómplices en el despunte de la industria criminal del huachicol.

Existen registros de tomas clandestinas desde los sexenios de Melquiades Morales y Mario Marín, pero la actividad delictiva se desbordó en el periodo de Moreno Valle. 

Fue el sexenio de los grandes negocios y por supuesto Rafael dejaba que sus achichincles hicieran y deshicieran.  

Algunos inflaban los montos de la obra pública; otros ganaban millones con anuncios espectaculares que hoy siguen rentando a suspirantes a la gubernatura y algunos más se enriquecían cobrando cuotas a los criminales que ordeñaban los ductos de Pemex.

En ese periodo de Carrancá y Facundo también llegó a Puebla el general Eduardo León Trauwitz, el verdadero zar del huachicol en el sexenio de Peña Nieto. 

Ante un gobierno estatal deshonesto, ante altos mandos de seguridad completamente corrompidos, para los presidentes municipales fue normal permitir que en sus zonas se establecieran expendios de gasolina robada.

Y así en decenas y decenas de municipios se instalaron pequeños huachicoleros que después se dedicaron a los robos, asaltos en carretera, robo de trenes, compra venta de mercancía robada y en años recientes al narcomenudeo, en especial a la distribución de “cristal”. 

Ese fue un rasgo medular del morenovallismo, permitir que los alcaldes hicieran lo que quisieran siempre y cuando firmaran el programa “Peso sobre peso”; la modalidad en que las obras se hacían al 50 por ciento, pero las constructoras eran designadas directamente desde Casa Puebla. 

Hoy se abre el debate sobre el papel de Facundo Rosas en la entidad, pero la pregunta obligada es ¿Acaso la opaca función de Víctor Carrancá Bourget no amerita una investigación paralela y equivalente? 

Si Facundo estaba operando negocios ilegales en los municipios y carreteras del Triángulo Rojo resulta muy sospechoso que Carrancá no supiera lo que en realidad ocurría.

Tarde o temprano se verá que ambos caminaban de la mano y eran conducidos por el gran capo León Trauwitz.

Ojalá los altos mandos de la entidad consideren abrir una investigación paralela.  

El modelo Raciel y sus resultados.

Y ahora que estamos haciendo un repaso del pasado conviene detenernos en un personaje polémico y controvertido pero que indiscutiblemente dejó impreso, sellado su método de trabajo.

Como Secretario de Seguridad Pública Raciel López Salazar documentó y utilizó con mano dura el llamado ‘Atlas Delincuencial’, un gran compendio con datos de todos los hampones conocidos en la entidad.

Así por ejemplo el equipo de Raciel llegaba a un municipio y ubicaba una de las narco-tienditas, lugares donde se distribuyen enervantes. Detenía a uno de los cabecillas, pero de manera especial buscaban los celulares de secuaces y familiares.

Cada celular era sometido a un exhaustivo y minucioso análisis electrónico. Así obtenía nombres, alias, ubicaciones de otros delincuentes. Se revisaban llamadas entrantes, salientes; conversaciones de Whats App y galerías fotográficas.

Toda esa información se agregaba al ‘Atlas Delincuencial’ y así se planeaban futuros operativos.

El modelo fue altamente eficiente y exitoso.

Lamentablemente Raciel incurrió en una deslealtad con el gobernador Barbosa quien le ordenó destruir el llamado “pueblito” en el Cereso de San Miguel.

López Salazar mintió y no acató las órdenes. Fue una deshonestidad mayúscula misma que le costó el cargo.

Pero hoy se debe subrayar que la mafia en los Ceresos sigue exactamente igual que cuando estaba Raciel. Una poderosa funcionaria sigue haciendo lo que quiere en el penal de San Miguel.

Dos fuertes operativos de la FGE en Tehuacán. 

En días recientes se realizaron dos fuertes operativos de la Fiscalía General del Estado en el municipio de Tehuacán. 

La tarde del viernes 24 de febrero un grupo de agentes ministeriales llegó a un lujoso inmueble del fraccionamiento residencial Zona Alta. En el cruce de 26 Norte con 2 Poniente catearon un domicilio en el que estuvieron por cerca de seis horas.

Al día siguiente, sábado 25 alrededor de las 12 horas realizaron otro fuerte despliegue para catear un inmueble en la popular colonia Observatorio.

En ambos casos la versión extraoficial apunta a operativos contra una célula del crimen organizado que busca asentarse en Tehuacán.

El trascendido es que se golpeó a la avanzada de un cártel. Estaremos atentos a la versión oficial.

Como siempre quedo a sus órdenes.

Tw @CupulaPuebla

cupula99@yahoo.com 

BonoBus BUAP
Cupula

Javier Arellano

Javier Arellano es uno de los periodistas más reconocidos y experimentados en Tehuacán; en su columna Cúpula, detalla y desnuda a la elite tehuacanera, los líderes de la región y también analiza...